septiembre 8, 2020

¿Qué es un Matcha Latte?

El matcha latte apareció por primera vez en los menús de las tiendas de café hace algunos años, y en un período de tiempo relativamente corto ha experimentado un aumento considerable en popularidad. Su color verde característico y su singular sabor terroso, a nuez y a veces amargo, lo distinguen de las bebidas típicas de las tiendas de café.

El té con el cual se prepara, el matcha, se ha consumido por más de mil años. Según algunos, también tiene una serie de beneficios para la salud de los consumidores. ¿Pero cómo llegó a ser un latte, una bebida tradicionalmente preparada con café?

Sigue leyendo para saber qué es un matcha latte y cómo se prepara.

También te puede interesar Té Verde Matcha: Una Guia Visual (en inglés)

¿CÓMO SE PREPARA EL MATCHA LATTE?

Un matcha latte consiste en polvo de matcha (hojas finamente molidas de algunas plantas de té verde), mezclado con agua y leche. Si el polvo de matcha no está endulzado, a menudo  se utiliza miel o sirope. El tipo y la cantidad de leche que se utiliza variará según las preferencias. 

¿Cómo se prepara? Primero, se mezclan unas pocas cucharadas de matcha con agua para formar una pasta. Luego, se añade leche texturizada, como en un latte normal, permitiendo a los baristas crear arte latte en la bebida. Efectivamente, la  “pasta” de matcha altamente concentrada se utiliza en lugar del espresso, pero, los demás ingredientes son los mismos.

Rob Good es propietario de Kudos Coffee, una tienda de café en Hampshire, Reino Unido. Me cuenta la manera en la cual él y su equipo preparan la bebida. “Ponemos una cucharada de matcha en una jarra con agua, leche o una alternativa a la leche y la mezclamos utilizando la varilla de vapor”, dice Rob. “Descubrimos que con el batidor siempre aparecían unos pequeños grumos en la bebida. Sin embargo, al vaporizarla se obtiene un acabado agradable y suave. Los clientes lo prefirieron cuando cambiamos a este método”. 

¿Quieres disfrutar de un matcha latte en casa? Primero, asegúrate de que tu matcha sea adecuado para el consumo. El matcha de calidad contiene información sobre su origen o el productor. Asegúrate de que esté fresco (el matcha tiene una duración de seis meses) y de almacenarlo en un envase para evitar que esté sobreexpuesto al calor y al oxígeno. Si las hojas pulverizadas tienen un color marrón, esto indica que el matcha está “rancio”. Aunque no es peligroso beberlo, el sabor no será tan vibrante como de costumbre.

Para preparar una porción individual necesitarás:

  • 15 g de agua filtrada, a unos 90°C
  • 5 g de polvo de matcha
  • 250 g de leche (o alternativa no láctea)
  • Edulcorantes, tales como miel o sirope de arce (opcional)
  • Un batidor

Mezcla el matcha, el agua hirviendo y el edulcorante en una jarra y revuelve bien. Calienta la leche hasta que comience a emitir vapor (asegúrate de comprobar la temperatura si utilizas una alternativa no láctea) y utiliza un batidor para espumar la leche. Vierte la leche directamente en la taza (el arte latte es opcional), y disfruta.

Algunas variaciones incluyen servir el matcha latte con leche fría, sobre hielo, o cubierto con crema batida endulzada para formar un “frappuccino“. Una famosa variación de la bebida, el “latte militar” (military latte), se creó en la sucursal estadounidense de Sawada Coffee, una tienda de café fundada por Hiroshi Sawada, el primer Campeón Mundial de Barismo Asiático en el Campeonato Mundial de Arte Latte. El “latte militar” combina el polvo de matcha con un espresso, polvo de cacao y sirope de vainilla. 

¿SE ESTÁN POPULARIZANDO LOS MATCHA LATTE?

Es difícil encontrar información que indique las ventas que genera el matcha latte para las tiendas de café. Sin embargo, un informe de Zion Market Research predice que el mercado global de matcha estará valorado en USD 4.830 millones para 2024. 

El mismo informe indica que se prevé que las ventas de matcha aumentarán en los Estados Unidos, Europa y Asia. Se espera que la popularidad siga siendo baja en el Oriente Próximo, África y América Latina, debido a la falta de conocimiento de los consumidores.

El matcha (y como resultado, el matcha latte) ha experimentado un aumento particular en popularidad mundial en los últimos años. Sin embargo, en 2020 se produjo otro aumento con la aparición de la moda  del café batido o “dalgona”. Se puede preparar una versión estilo matcha latte utilizando polvo de matcha, claras de huevo (o agua de garbanzos) y un poco de azúcar.

Gracias, en parte, a los beneficios para la salud asociados con el té verde, el matcha también parece estar experimentando un crecimiento a causa de los beneficios para la salud que se han reportado. El matcha ha seguido el mismo patrón que otras bebidas que los consumidores asocian con la salud y el bienestar, como la kombucha. Rob confirma este punto, diciendo que las ventas de matcha latte están “definitivamente aumentando”. 

“Estamos viendo un patrón similar [con el matcha], como cuando trajimos la kombucha, la cual está teniendo actualmente un buen desempeño”, dice.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA EL MATCHA DEL TÉ VERDE?

Tanto el matcha como el té verde tradicional provienen de la planta Camellia sinensis, y ambos son té verde. Sin embargo, las plantas de té que se utilizan para el matcha se cultivan bajo sombra durante un mes antes de su procesamiento. Esto aumenta los niveles de clorofila en las hojas, lo cual le da al matcha su color verde vivo. Una vez cosechadas, las hojas, o tencha, se despojan de sus tallos y venas y se muelen hasta obtener un polvo fino y sedoso. 

El matcha también es más concentrado que el té verde tradicional, y tiene un nivel de cafeína mucho mayor. Una taza de matcha estándar preparada con cuatro cucharaditas de polvo contiene alrededor de 280 mg de cafeína, mientras que una taza de té verde contiene alrededor de 35 mg, es decir, ocho veces menos. Por esta razón, el polvo de matcha se utiliza a menudo en cantidades mucho menores, y las bebidas con matcha se sirven normalmente en un volumen menor.

Dado que el matcha tiene un alto contenido de antioxidantes, muchas personas creen que previene enfermedades cardíacas, diabetes, cáncer, e incluso puede utilizarse como producto dietético. Esto ha contribuido en gran parte a su crecimiento global reciente. Rob dice: “Los beneficios para la salud asociados con el matcha son la mayor razón por la cual estamos viendo a las personas pedir esta bebida”. 

Sin embargo, es difícil encontrar información oficial sobre los beneficios del matcha para la salud, debido al aumento relativamente reciente de su popularidad mundial. Asegúrate de comprobar cómo lo estás bebiendo, ya que algunas cadenas de tiendas de café populares venden bebidas a base de matcha que tienen un contenido bastante alto de azúcar y no son tan saludables como parecen. 

LAS DIFERENTES CALIDADES DEL MATCHA

No todo el matcha se crea de la misma forma, y hay tres “grados” típicos de matcha. Actualmente, la mayoría del matcha que se vende es de “grado ceremonial”, la calidad con la cual se preparan la mayoría de las bebidas a base de matcha, como el matcha latte.

El matcha ceremonial está destinado a consumirse tal y como es, sin aditivos. Casi siempre se muele con piedra. Es el grado de matcha más costoso  (USD 100 a 140 por 100 g). Esto se debe a que el proceso de moler las hojas con una piedra puede llevar mucho tiempo y trabajo. 

El matcha premium es un matcha de “grado alimenticio”, el cual no es tan intenso, amargo o dulce como el matcha ceremonial. Es ligeramente más económico que el matcha de grado ceremonial (USD 50 a 80 por 100 g) y contiene hojas de matcha más jóvenes para un sabor más fresco.

Por último, el matcha culinario tiene un sabor muy intenso y amargo, y suele utilizarse para hornear o cocinar. Es el más económico de los tres grados (USD 15 a 40 por 100 g). Aunque varían en precio, no hay ningún grado de matcha que sea “mejor” que el otro, simplemente tienen usos  diferentes.

Para los paladares occidentales, el matcha puede tener un sabor inusual. Dado que contiene altos niveles de clorofila y aminoácidos, tiene un sabor muy sabroso y especiado (también conocido como “umami”). Sin embargo, añadir leche o azúcar puede hacer que el matcha sea mucho más dulce. Además, la calidad y el sabor de la bebida dependerán del grado del matcha utilizado, y de cómo se prepara.

Zach Mangan es el cofundador de la compañía japonesa de té verde Kettl. Él explica que el matcha puede ser un gusto adquirido, y dice que no se debe forzar. “Tu paladar se desarrollará”, explica. “Pero no deberías sentirte miserable al beberlo”.

Entonces, ¿qué le depara el futuro al matcha latte, y al matcha en su conjunto? “No estoy seguro de qué tan popular será el matcha latte en comparación con otras bebidas”, me dice Rob. “Pero dado que las personas son cada vez más conscientes de la importancia de su dieta y el cuidado de sus cuerpos, veo [que este producto] despegará y estará en el menú durante un tiempo”.

Hay un creciente interés de los consumidores por la salud y el bienestar, el cual se extiende a los alimentos y bebidas que se consumen. A medida que continuamos con esta tendencia, el matcha latte (y otras bebidas a base de matcha) podría ser mucho más popular en los menús de las tiendas de café. ¿No estás seguro de si te gustaría o no? Puedes utilizar la receta que te sugerimos en este artículo para probarlo en casa.

¿Disfrutaste este artículo? Entonces lee Introducción a la Cata de Té

Crédito de las fotos: Kiri No Hana, Ilya Yakubovich

Traducido por Tati Calderón. Traducción editada por María José Parra.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete Aquí!