20 de junio de 2022

Diversificación de los productores: ¿integrar otros cultivos o agregarle valor al café?

Compartir:

La diversificación de actividades productivas en las fincas ha sido una estrategia implementada por los productores para generar ingresos constantes, enfrentar las coyunturas del mercado, optimizar el uso del suelo, entre otras razones que incluyen aspectos económicos, ambientales y sociales. 

De acuerdo con la Organización Internacional del Café (OIC), el café representa una parte significativa de los ingresos de exportación de los países en desarrollo y muchos productores dependen de él para la obtención de sus ingresos. 

En este sentido, se ha optado por identificar mecanismos encaminados a generar ingresos complementarios. Por ejemplo, algunos estudios concluyen que la diversificación puede ser horizontal, con cultivos o actividades económicas alternativas, o vertical, con la creación de nuevos tipos de productos de café. 

Para conocer más sobre la diversificación como un medio para mejorar los ingresos de los caficultores, hablé con tres expertos que han tenido diferentes experiencias en Centro América, específicamente en México y Costa Rica. Continúa leyendo para descubrir lo que me dijeron. 

Lee también: ¿Cómo se ha transformado la producción de café en Bolivia?

Diversificación de cultivos

Alternativas para la diversificación

José Javier Muñoz es el gerente de Finca Guadalupe Zajú, parte del Grupo ECOM trading México, una empresa líder en la gestión de la cadena de suministro sostenible y que opera en 35 países productores de todo el mundo. Él señala que la diversificación es muy importante en grandes, medianos o pequeños productores para tener otros ingresos, ya sea como servicio, producto o desde el mismo cultivo.

Por ejemplo, en ECOM han integrado productos que se pueden clasificar en lo que OIC define como diversificación horizontal, al establecer cultivos intercalados para la producción de macadamia y extracción de aceites esenciales de la raíz de vetiver. Por otra parte, realizan diversificación vertical a través de la extracción de manteca de la borra del café para la industria cosmética local.

La diversificación, además, sirve como respuesta a una crisis. Por ejemplo, en la Hacienda Aquiares, en Costa Rica, con la diseminación de la roya en el año 2013, disminuyó la producción de café en un 50 %, dejando en evidencia la necesidad de tener más de una actividad productiva y no depender solo de una. 

Diego Robelo, gerente de Hacienda Aquiares, señala que su alternativa de diversificación es el turismo experiencial, asociado a la actividad cafetera. Gracias al turismo han generado nuevos y mejores puestos de trabajo para la población, así como servicios (hospedaje, alimentación, transporte, entre otros) que han fortalecido la economía local. Este camino se definió considerando la alineación que tiene esa actividad con la visión de la empresa, en términos de sostenibilidad, y la posibilidad de coexistencia con la producción de café.   

Por su parte, Enrique Carvajal, vicepresidente de Agrícola el Cántaro, una de las empresas más consolidadas en el ámbito de la producción agrícola en Costa Rica, considera que la diversificación no necesariamente se da a través de la diversificación de productos sino de procesos. Costa Rica fue uno de los países líderes en la revolución de los microbeneficios, de todos los procesos de café, elevados con fermentación controlada. 

Ahora, en Costa Rica, la mayoría de productores tiene su propio beneficio y desarrollan café de procesos. Esto ha permitido que la caficultura persista y que sea más especializada.

Beneficiado del café

¿Cómo han evolucionado los procesos de diversificación?

Estudios realizados en Centro América destacan que la diversificación se ha realizado desde que inició la producción de café, especialmente, por parte de pequeños y medianos productores con propósitos de seguridad alimentaria, disminución de riesgos económicos y biofísicos, así como para generar ingresos alternativos.

En la región, la diversificación ha evolucionado, marcando tendencias y enfoques. Durante la década del 60 e inicios del 70, los programas de diversificación se concentraron en el desarrollo tecnológico a través de la investigación agronómica, en la transferencia de tecnología y en actividades de capacitación y asistencia técnica.  

En los 70 y 80, se implementaron programas de desarrollo que integraron aspectos de encadenamiento al involucrar a la agroindustria, el comercio, el acceso a servicios financieros y el mejoramiento de infraestructura productiva en las fincas para facilitar los procesos de exportación. 

A partir de los 80, el comercio tomó gran protagonismo en la promoción de la diversificación. Algunos países se fortalecieron en el relacionamiento entre productores, exportadores e importadores.

Se destaca el caso de Honduras en la creación de centros de desarrollo de agronegocios que integraron a diferentes organizaciones de productores de distintos países de Centro América para la exportación de productos no tradicionales.  

Caficultores

El cambio en el modelo

Desde los 90 hasta la actualidad, las políticas para el desarrollo de la diversificación han cambiado, dando prioridad a normas de inocuidad, sostenibilidad, el aseguramiento de la trazabilidad de los productos, la implementación de Buenas Prácticas Agrícolas, Buenas Prácticas de Manufactura, reducción de agroquímicos e implementación de sellos y certificaciones para mercados específicos. 

Los aspectos ambientales se hacen más importantes y se implementan incentivos para el desarrollo de sistemas agroforestales, protección de bosques y pago por servicios ambientales, aspectos promovidos por gobiernos locales, organismos internacionales y el sector privado. Esta dinámica, a su vez, incentivó el desarrollo del turismo ligado a la agricultura.    

Por ejemplo, Hacienda Aquiares y Agrícola El Cántaro destacan como proyectos productivos de cafés sostenibles. Ambas fincas han sido certificadas como fincas carbono neutro, tienen certificación Rainforest Alliance y reconocimientos locales como Bandera Azul Ecológica. 

En el caso de El Cántaro, además, hacen parte de un Programa del CATIE que implementará el uso de especies forestales endémicas para el sombrío de los cafetales ya que se ha investigado su efectividad en el mejoramiento de los índices de productividad y de salud en los suelos.

Asimismo, José Javier cuenta que, en el caso de ECOM, su apuesta por la diversificación incluye, también, la captura de carbono en sus áreas de conservación para llegar a ser, en un futuro, fincas con cero emisiones.   

Cultivos de café

La diversificación desde el cultivo del café 

Diego hace referencia a que la diversificación en café, en su opinión, está más relacionada con el valor agregado que se le pueda dar. Un concepto similar al de Enrique que sostiene que es necesario resaltar sobre la competencia para ser competitivos. 

Lo que hacen en materia de diversificación llama la atención de los clientes “ porque les da una imagen de que somos una empresa bastante robusta que no solo está haciendo lo mismo de siempre. Es curioso pero la diversificación en café la veo más como diferenciación, cómo hacer que nuestro producto sea diferente y no sea un commodity”, dice Enrique. 

Por otra parte, en Hacienda Aquiares está iniciando un proyecto relacionado con extracción de aceites esenciales. Según cuenta Diego, “es un tipo de agricultura más intensiva, entonces nunca va a suplantar las hectáreas de café que tenemos pero sí puede generar un negocio interesante. Pensando 100 % en diversificación, ahí nos metemos en un mundo de diversificación agrícola”.

Aunque han realizado pruebas con productos como el cacao, el aguacate y la miel de abejas, él sostiene que, en términos de impacto y alcance, nada se compara al turismo. 

Tomar decisiones frente a las alternativas de diversificación implica un sustento técnico sólido que incluya análisis de riesgos porque existen múltiples variables que pueden incidir en una afectación de los cafetales y, por ende, sobre el ingreso principal de los productores.

Estas variables incluyen las simbiosis entre las especies a cultivar, la disponibilidad de infraestructura productiva adecuada, el conocimiento del mercado para los nuevos productos, entre otras.   

Los ejemplos de diversificación expuestos, han sido desarrollados desde la empresa privada y han sido definidos para no depender de una única actividad productiva. Si bien en ambos casos se ha manifestado que estos modelos son replicables para pequeños productores, se insiste en que su implementación se blinde con una asertiva identificación y mitigación de riesgos porque la capacidad de respuesta de los pequeños productores frente a una falla del modelo no es la misma que en la empresa privada, a pesar de su resiliencia.

Productora de café

En términos generales, la diversificación asociada al cultivo de café tiene dos miradas, desde la experiencia de los expertos consultados y los análisis realizados por la OIC: una referente a la integración de otros cultivos u otras actividades productivas y otra que hace referencia a la agregación de valor en el café y su diferenciación

Respecto a la primera, cabe destacar que la selección de los cultivos que se pretenda implementar debe considerar aspectos técnicos como el sistema de siembra (cultivos intercalados o mixtos) y los objetivos comerciales. Todo, con el objetivo de comprender las oportunidades de mercado que existen para los productos o servicios que se pretenden integrar al cafetal. 

Por otra parte, frente a la agregación de valor o diferenciación, se debe tener claridad respecto a las demandas del mercado y las limitaciones que pueden existir en infraestructura productiva. Asimismo, es necesario considerar la investigación aplicada y la innovación requerida, ambas con un costo que puede no estar al alcance de todos los productores.   

La diversificación es una actividad necesaria en la caficultura para grandes, medianos y pequeños por la versatilidad que puede ofrecer para adaptarse a las condiciones de cada unidad productiva. El aspecto común en las dos visiones expuestas es, sin duda, la necesidad de desarrollar modelos sostenibles y acordes a la posibilidades y necesidades de cada negocio.

¿Disfrutaste este artículo? Entonces lee sobre las vías en mal estado: cómo afectan a los productores de café

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete a nuestro boletín semanal aquí!

Compartir:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>