11 de junio de 2022

¿Cómo elegir comida y snacks para tu tienda de café?

Compartir:

Las tiendas de café están aumentando constantemente la variedad de productos que ofrecen. Esta inclinación ha surgido desde hace un tiempo y no parece que vaya a desaparecer pronto. 

Uno de los mayores impulsores de esto es la comodidad. A medida que persiste la prioridad del consumidor, las tiendas de café están poniendo un mayor énfasis en su oferta de alimentos y snacks; sin embargo, hay algo más. 

Las tendencias recientes sugieren que los clientes quieren disfrutar de alimentos frescos y de alta calidad con su café. En los últimos 10 años, las tendencias emergentes en el sector de los servicios de comida (de la finca a la mesa, slow food, panadería artesanal, etc.), han reflejado las prioridades de los consumidores de café de la tercera ola.

En ese contexto, ¿cómo pueden los propietarios de las tiendas de café asegurarse de que ofrecen los alimentos adecuados con su café? Para averiguarlo, hablé con dos expertas en cadenas de café que me contaron cómo eligen los alimentos para sus locales. Sigue leyendo y descubre lo que me dijeron.

Quizá también te guste leer sobre la relación entre el café de especialidad y las empanadas

Menú en tienda de café

Decidir qué alimentos vender y cuándo

Las tiendas de café están cambiando. Además de ser lugares donde los clientes pueden beber una taza de café, los consumidores esperan, cada vez más, que sean espacios en los que puedan pedir snacks y otras bebidas.

Dawn Boulanger es vicepresidenta de mercadeo de Tri Star Energy, propietaria de la marca White Bison Coffee. Ella explica que el desarrollo del menú del negocio se vio influenciado por la demanda y por lo que la gente quería durante las horas más concurridas del día.

“Nos centramos en servir cómodamente excelentes bebidas de café y desayunos, que es nuestro momento más concurrido del día”, dice. “Ahora, nuestra carta de desayunos incluye sándwiches hechos a la medida, bowls con huevos revueltos [y otros ingredientes], fruta fresca y parfaits“.

Además, White Bison atiende a clientes que buscan comida a última hora del día. “Tenemos una selección de productos horneados que incluye pastelería dulce y salada, muffins, galletas y, para el almuerzo, una pequeña variedad de sándwiches y ensaladas preparadas en el lugar”, añade.

Otro factor a tener en cuenta es la estacionalidad. Los consumidores prefieren los artículos de temporada y los propietarios de tiendas de café pueden impulsar la demanda adicional ofreciendo productos de edición limitada. El famoso pumpkin spice latte de Starbucks es un buen ejemplo de una bebida que lo consigue.

La misma lógica se aplica a los alimentos. Katie Lister es vicepresidenta de marketing de Ole & Steen, una panadería y cafetería danesa con sucursales en Londres y Nueva York. Ella dice que su menú rota constantemente, sobre todo, cuando se trata de productos de temporada. 

“Cambiamos el menú por temporadas pero mantenemos algunos favoritos que siempre se venderán y no son sensibles a la época del año”, explica. “El clima tiene mucho que ver. Hay platos más ligeros en primavera y verano, y otros más contundentes y cálidos cuando hace más frío”.

Panadería artesanal

Considerar opciones específicas en el menú

La carta de alimentos de un establecimiento se verá influenciada por una serie de factores, entre ellos, las necesidades específicas de los consumidores que se intentan satisfacer. Por ejemplo, una cafetería puede satisfacer la demanda de desayunos y brunch de los consumidores locales; por el contrario, puede ser más popular para los dulces y postres.

Si el objetivo es el desayuno y el brunch, los productos horneados son un buen punto de partida y, generalmente, combinan bien con el café. Muchos países tienen una larga tradición de combinar el café con la repostería. En este caso, se pueden incluir magdalenas, bagels, croissants, pasteles, rollos de canela, tartas y waffles

También, se pueden añadir productos para el desayuno con sándwiches calientes, tostadas, huevos o productos locales pero, naturalmente, será necesaria una cocina en el lugar. 

Además del desayuno y el brunch, muchas tiendas de café ofrecen opciones más contundentes para el almuerzo y la cena. En la mayoría de los casos, elegirán alimentos ligeros y refrescantes como ensaladas, sándwiches, wraps y sopas. A menudo se pueden disfrutar fríos o preparar rápidamente, lo que minimiza la carga de trabajo adicional.

Dawn cuenta que la sección de comida para llevar de White Bison ofrece una amplia variedad, como “palitos de carne, huevos cocidos y barras nutricionales”.

Por último: el postre. En algunas partes del mundo, el café se disfruta como un gusto después de la comida, a menudo acompañado de pasteles u otros postres. 

Dado que estos alimentos no suelen requerir una cocina en el lugar, pueden ser una opción cómoda y rentable para los propietarios de tiendas de café que simplemente quieren probar el mercado local.

Maridaje de café

Maridar la comida con el café

Después de tener una idea de la dirección general que se quiere tomar, hay que pensar en la  oferta de cafés y en cómo podrían combinar con la comida. Es importante que se complementen entre sí porque un leve desajuste puede ser perjudicial.

Hay varias combinaciones de alimentos que son ampliamente aceptadas como “buenos” maridajes de café. Por ejemplo, las notas dulces y desarrolladas de los tuestes más oscuros suelen combinar bien con chocolate. Estos cafés, también, pueden ir de la mano de pasteles y donas.

Por otro lado, los tuestes medios pueden ser una opción versátil para almuerzos y cenas más ligeras, como sándwiches y wraps. También, son ideales para desayunos salados, como tocino o huevos.

Por último, los tuestes más claros combinan bien con sabores mantecosos o afrutados, por eso, son el complemento perfecto para croissants, postres a base de frutas o pan de jengibre.

En el lado salado, los bagels son populares con los tuestes más claros y su versatilidad con los aderezos permite personalizar exactamente lo que se ofrece para el café disponible. 

En definitiva, existen infinitas combinaciones a la hora de maridar el café con la comida. Como han demostrado las últimas tendencias, algo tan sencillo como el pan artesanal puede funcionar perfectamente, solo depende del sabor del café.

Consumidores de café

Finalizar el menú y buscar los ingredientes

Antes de finalizar el menú de alimentos y snacks es importante asegurarse de que los productos serán bien recibidos por los consumidores. 

En primer lugar, es necesario revisar las tendencias alimentarias. Hay muchas formas de hacerlo, una de ellas es asociarse con una empresa de investigación especializada en el análisis de comportamiento de los consumidores. Esto permite establecer parámetros específicos para la investigación y comprender qué alimentos satisfacen mejor las preferencias de los clientes. 

Vale la pena pensar quién entra en la tienda de café. ¿A qué generación pertenece? ¿Qué tipo de café consume? ¿Está ahí para comprar algo y marcharse o prefiere sentarse y quedarse un rato?

Otra forma es consultar los informes sobre tendencias alimentarias. Estos pueden abarcar las tendencias alimentarias generales (para un panorama más amplio) o las específicas de la industria del café. 

Por último, hay que realizar un estudio de mercado. Visitar las tiendas de la competencia y revisar lo que ofrecen es fundamental. 

“Nos inspiramos en otras tiendas de café y en el análisis de datos de la mezcla de productos de nuestra marca de tiendas de conveniencia”, explica Dawn. “También, hicimos cortes de comida con nuestros equipos internos y redujimos el menú a partir de ahí”.

A medida que se vaya ultimando el menú, es clave establecer un plan de adquisición de alimentos e ingredientes.

Los consumidores de hoy se centran mucho en la calidad y la frescura, cada vez hay más presión para “comprar productos locales”, tanto si son alimentos preparados como ingredientes para elaborarlos.

“Asegúrate de que tienes la mejor calidad, entonces los clientes volverán”, dice Katie. “Toda nuestra comida está horneada por nuestros panaderos pero los ingredientes proceden de una gran variedad de fuentes”. 

“Muchas de ellas son pequeñas empresas del Reino Unido, agricultores para nuestro tocino, ahumadores para nuestro pescado, etc.”.

Café especial con pan artesanal

Elementos de un menú exitoso

Después de definir el menú y comenzar a servir alimentos y snacks, ¿cómo determinar exactamente si estos artículos tienen éxito? 

Además, ¿cómo saber cuándo algo debe convertirse en un elemento permanente del menú o cuándo debe ser de temporada? ¿Cuándo retirarlo completamente del menú? 

Evidentemente, si algo sale de las estanterías con altas ventas y un buen margen de ganancias, es un producto que se mantiene; no obstante, una de los puntos más importantes para determinar si un snack o elemento del menú tiene éxito es escuchar al cliente.

Si los clientes hablan de él, lo recomiendan y vuelven por más, es probable que haya un ganador.

“Cuando algo se convierte en un favorito o en un producto emblemático, rápidamente adquiere reputación a través del boca a boca y la demanda aumenta”, dice Katie. “Con cada nuevo cambio en el menú, escuchamos a los clientes pero también hacemos que cualquier nuevo producto sea lo más delicioso posible”.

También es importante recordar que los menús de éxito tienen un equilibrio entre estos productos constantes, que atraen a una amplia base de consumidores, y los artículos que son parte de tendencias de consumo emergentes o “más recientes”. 

“Algunas personas son animales de costumbres”, añade Dawn. “Les gusta comer o beber lo mismo todos los días”.

“De igual modo, algunos son más aventureros y les gusta probar cosas nuevas. Es bueno tener un equilibrio”.

Seguir estas tendencias no es solo para mantener las cosas interesantes, es una oportunidad vital para que la empresa atraiga a clientes nuevos y diversos. Al final, es importante seguir siendo relevantes para existir durante muchos años.

“Asegúrate de que [la comida] complemente tu oferta de café, contribuya a la experiencia de los clientes y no sea demasiado difícil de trabajar”, concluye Dawn.

Café y postre

Hay muchos puntos a considerar a la hora de ofrecer comida en una tienda de café, como el maridaje, la hora del día en que es más probable que se venda la comida, la estacionalidad, etc. 

En última instancia, lo más importante y común a la hora de desarrollar una oferta de alimentos y bocadillos es recordar siempre qué buscan los consumidores y qué dicen las tendencias alimentarias actuales sobre lo que se vende. 

Si te has preparado y has dedicado tiempo y esfuerzo a la planificación de tu menú, podrás experimentar el mismo éxito del que disfrutan las cafeterías, tiendas de café y restaurantes de todo el mundo.

¿Disfrutaste este artículo? Entonces lee sobre la evolución del café en las tiendas de conveniencia.

Crédito de las fotos: White Bison Coffee, Ole & Steen, Unsplash.

Traducido por Tati Calderón. Traducción editada por Alejandra Soto.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete a nuestro boletín semanal aquí!

Compartir:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>