2 de diciembre de 2021

¿Por qué ha aumentado el costo de enviar café?

Se calcula que alrededor del 90% de las mercancías mundiales se transportan por mar en algún momento. Más de la mitad de estas mercancías, entre ellas, frutas, verduras y café, se envían en grandes contenedores de acero inoxidable en buques de carga.

Los analistas de mercado predijeron que en 2021, se fabricarían aproximadamente 5,2 millones de contenedores (también referidos como unidades equivalentes a veinte pies, o TEU). Sin embargo, a pesar de ello, desde principios de año, han aumentado los reportes sobre la escasez de contenedores.

Esta escasez no solo provoca la pérdida o el retraso de los envíos, sino que también hace que los precios de carga se disparen debido a la creciente competencia por el espacio en los contenedores. Pero, ¿cómo afecta esto al sector del café?

Para saber más, conversé con Sam MacCuaig, comerciante de Keynote Coffee en Bristol (Reino Unido) y colaborador de Perfect Daily Grind. Él nos ofrece algunas ideas sobre cómo la crisis del transporte marítimo está perturbando la cadena de suministro de café. Continúa leyendo para conocer más.

También te puede interesar nuestro artículo sobre la colaboración en la cadena de suministro del café en Latinoamérica.

shipping containers

La escasez de contenedores y la pandemia

La pandemia ha tenido un efecto devastador en el comercio mundial. Hay informes que indican que más de 97.000 empresas en EE. UU. han cerrado definitivamente debido a los problemas económicos de los últimos dos años.

Cuando las medidas de confinamiento obligaron a las empresas a cesar temporalmente sus actividades y a los consumidores a permanecer en casa, tanto la oferta como la demanda cayeron drásticamente.

“Debido a la COVID-19, el sector del transporte de mercancías colapsó y las compañías navieras redujeron sus capacidades”, explica Sam.

“Digamos que se necesitaba un millón de unidades de capacidad de envío antes de COVID-19. Al comienzo de la pandemia, todo cerró, por lo que la capacidad global se redujo a cerca de la mitad de la demanda, lo que sería 500.000 unidades”.

Sin embargo, con la implementación de la vacunación a nivel mundial, lo cual está impulsando el crecimiento económico, tanto la oferta como la demanda están aumentando de forma constante hasta alcanzar casi los niveles anteriores a la pandemia.

Sam dice: “Cuando la economía se recuperó luego de COVID-19, las empresas necesitaron reponer las existencias que habían dejado agotadas”.

“No han estado almacenando el inventario ni enviando nada porque las industrias se detuvieron, así que redujeron sus inventarios”, afirma. “Ahora que las cadenas de suministro vuelven a moverse, tienen que pedir el triple de lo que harían normalmente para acumular los niveles normales de existencias”.

Esto ha generado una competencia mucho mayor por el espacio de los contenedores en los buques de carga. Una mayor demanda significa que hay menos espacio disponible en los buques, al igual que menos contenedores.

green coffee

¿Cómo afecta esto a la industria cafetera mundial?

Los retrasos en los envíos tienen una serie de efectos devastadores en las cadenas de suministro mundiales, incluso en el sector del café.

A finales de marzo de 2021, un buque portacontenedores de 400 metros de largo llamado Ever Given bloqueó el Canal de Suez durante casi una semana. El Ever Given transportaba unos 18.300 contenedores en ese momento. Sin embargo, también retrasó el movimiento de otros 369 barcos, los cuales no pudieron pasar por el canal.

Cada día, alrededor del 12 % del comercio mundial pasa por el Canal de Suez. Esto llevó a los expertos a estimar que las empresas que operan a través del canal estaban perdiendo en conjunto hasta 15 millones de dólares al día debido al bloqueo.

La combinación de la creciente demanda por transporte marítimo y la reducción de la capacidad de carga ha dado lugar a numerosos reportes sobre retrasos y problemas en los envíos.

En Estados Unidos, se calcula que 4 de cada 10 contenedores de transporte entran al país a través de dos puertos en California, antes de ser distribuidos al resto del país. 

La BBC informó que en septiembre de 2021, unos 73 barcos esperaban para descargar en Los Ángeles, una de las cifras de espera más altas jamás registradas. El artículo añade que, antes de la pandemia, no solía haber más de un barco esperando para descargar en un momento dado.

Sam explica que, debido a que las medidas de distanciamiento social obligaron a cerrar los puertos, ahora no son raros los retrasos importantes. 

“Descargar un barco y transportar [la mercancía] fuera del puerto puede tardar hasta dos semanas más”, afirma. “En Brasil, normalmente se podía reservar espacio en un barco en una semana. Ahora, se tarda un mínimo de seis semanas”.

También hay constantes reportes sobre la acumulación de contenedores vacíos en los puertos de algunos países.

“A las empresas les resulta más rentable enviar contenedores vacíos a Asia para llenarlos de mercancías y enviarlos de vuelta, que hacer la ruta normal”, afirma. “Como resultado, los contenedores no están donde la gente necesita que estén”.

shipping containers

¿Por qué esto aumenta los precios?

En julio y octubre de este año, los precios del café alcanzaron su máximo en siete años. Hace solo unas semanas, superaron esa cifra y alcanzaron el mayor precio desde 2012.

En realidad, esto comenzó a principios de año con una repentina helada en las principales regiones productoras de café de Brasil, el mayor productor mundial de café. En Brasil, las temperaturas cayeron hasta -1,2 °C en julio, causando daños irreversibles en las plantas de café, lo cual podría afectar al suministro mundial durante años. 

Se estima que las pérdidas oscilan entre 2,5 y 5,5 millones de sacos, un volumen importante para el mercado mundial. Esto, junto con el impacto previsto a largo plazo, hizo que los precios cerraran por encima de USD 2/lb a fines de julio de 2021.

Sin embargo, a estos fenómenos meteorológicos extremos se suman los problemas logísticos y la escasez de contenedores, lo cual también ha afectado a la frecuencia de las exportaciones. Según la asociación de exportadores brasileños, Cecafé, la producción de café del país cayó un 20 % en mayo de 2021. 

“Las rutas más costosas son las más demandadas: generalmente desde Asia o cada vez más desde Brasil”, explica Sam.

Bloomberg informó en julio que el precio de un solo contenedor de transporte marítimo desde Brasil a Estados Unidos había alcanzado los USD 4.000. En cambio, antes de la pandemia, un contenedor costaba unos USD 2.000. Otros informes sugieren que los contenedores desde Shanghái a los Países Bajos se venden por USD 10.000, lo que supone un aumento del 540 %.

“Esencialmente, las empresas están subiendo los precios”, explica Sam. Están dando prioridad a las líneas en las cuales reciben más dinero. Es una guerra de ofertas. 

“Esto significa que las compañías navieras a menudo postergan los contratos. Puedes tener una reserva para que un contenedor salga de Brasil en una fecha determinada, pero si llega otra compañía y ofrece 2.000 dólares más por contenedor, tu envío se retrasará”.

coffee roasting

¿Cómo afecta a la cadena de suministro de café en general?

Actualmente, los involucrados en la cadena de suministro de los países importadores son los más afectados por el aumento de los costos de envíos. 

“En última instancia, el precio tiene que repercutir en la cadena de suministro”, dice Sam. “Al final, el tostador paga”.

Sin embargo, los consumidores también tienen que estar preparados para un aumento en los costos. Un reciente artículo de Reuters afirma que los precios al consumidor pueden no aumentar en las grandes cadenas, como Starbucks, pero los precios del café de los supermercados pueden empezar a subir si persisten los problemas logísticos. 

Esto se debe a que las grandes cadenas suelen comprar el café con mayor anticipación, lo que significa que es menos probable que sus existencias se agoten a corto plazo. Sin embargo, para los tostadores de café de especialidad a menor escala, con una capacidad logística reducida, esto se está convirtiendo en una seria preocupación. 

Según Bloomberg, los informes de marzo de 2021 indicaban que las existencias de café en EE. UU. habían alcanzado los niveles más bajos de los últimos seis años ante el aumento de la demanda. 

Sin embargo, no solo los principales países consumidores están sintiendo el impacto. Sam afirma que la escasez de contenedores y los retrasos también impiden a los productores enviar el café y recibir el pago.

“Si estos contratiempos logísticos resultan ser problemas a largo plazo, también van a ejercer presión sobre los precios en origen”, afirma. “Esto se debe a que es otra variable a controlar a través de la gestión de riesgos.

“Por ejemplo, en Vietnam hay ofertas de café económico con mucha demanda, pero las ventas inmediatas son costosas. Su café tiene una gran demanda, pero los productores tienen dificultades para venderlo”.

green coffee

¿Cuáles son las implicaciones a largo plazo?

No se espera que esta crisis en los despachos termine pronto. Los analistas de mercado prevén que los precios del transporte marítimo seguirán siendo elevados a lo largo de 2022.

A largo plazo, los retrasos reducirán la calidad del café, lo cual podría tener graves consecuencias para los cafés de especialidad.

“Es problemático para la cadena de suministro de cafés de especialidad, porque el café verde tiene que mantenerse fresco”, explica Sam. “Cuanto más tiempo se tarde en sacar el café del país, mayor será la preocupación por mantener la calidad”. 

En general, el café verde puede mantenerse fresco hasta un año, pero lo ideal es que los tostadores reciban el café verde a las pocas semanas o meses de su envío. 

Sam explica que si los problemas de envío persisten, las grandes empresas cafeteras también empezarán a sentir más las repercusiones financieras. 

“Los contratiempos logísticos representan un verdadero problema para los comerciantes de café. Cuanto más comercial es tu negocio de café, más problemáticos son los contratiempos logísticos, porque los márgenes son más reducidos”.

Él añade que la incertidumbre que rodea a la llegada de los envíos también puede afectar drásticamente a los niveles de existencias y dar lugar a más compras inmediatas (cuando los tostadores adquieren el café sin compromisos previos).

“No se pueden planificar los plazos de los envíos, lo que supone un verdadero problema para la consistencia. Si eres un tostador de café de especialidad de mediana escala, puedes planificar que un envío llegue en diciembre, otro en mayo y otro en septiembre, repartidos uniformemente a lo largo del año”.

“Pero si no tienes suficiente inventario para cubrir tus existencias durante otros tres o cuatro meses mientras esperas a que llegue el café, tendrás que comprar café en el momento”.

A escala, la compra inmediata puede ser desfavorable tanto para los tostadores como para los productores. El café comprado de manera inmediata suele ser menos fresco y más costoso. Además, sin acuerdos contractuales, los caficultores se encuentran en una posición más débil. Para una industria cafetera financieramente sostenible, la estabilidad que proporcionan los contratos preestablecidos es fundamental.

Estos problemas logísticos, cada vez mayores, preocupan a la industria del café, pero hay formas de que toda la cadena de suministro los gestione con eficacia. 

La comunicación continua por parte de todos los integrantes de la cadena de suministro es esencial; es más difícil que nunca proporcionar un calendario a tus clientes, pero las actualizaciones constantes contribuyen en gran medida a mantener unas relaciones comerciales saludables.

Aunque al parecer, la escasez de contenedores y los retrasos en los envíos no van a desaparecer pronto, estar lo más preparado posible ayudará a la industria del café a seguir resistiendo y adaptándose.

¿Disfrutaste este artículo? Entonces lee sobre el incremento de los precios del café debido a las heladas de Brasil

Crédito de las fotos: Diego Catto on Unsplash, Battlecreek Coffee Roasters on Unsplash

Traducido por Tati Calderón. Traducción editada por María José Parra.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete a nuestro boletín semanal aquí!