6 de septiembre de 2021

Iniciativas sociales en las comunidades productoras de café

En todo el mundo, cerca de 25 millones de familias dependen de la producción de café para sus ingresos, y el 80 % de la oferta mundial de café es producida por pequeños caficultores. Sin embargo, los precios del café inalterablemente bajos, además de la incertidumbre, hacen que muchos de estos productores no puedan avanzar más allá de la caficultura de subsistencia.

Sin embargo, en los últimos años, la cadena de suministro del café, por el lado del consumidor, ha empezado a reconocerlo. Los consumidores actuales exigen cada vez más información sobre la procedencia de su café y el impacto social y medioambiental de su compra. Esto presiona a los tostadores para que se abastezcan de café producido de forma ética y apoyen a las comunidades a las cuales compran su café. 

Como parte de esto, los tostadores suelen comprometerse a impulsar el impacto social en el origen, ya sea directa o indirectamente a través de su proveedor de café verde. Para saber más sobre cómo pueden hacerlo y cómo son estas iniciativas sociales, hablé con el director de una asociación agrícola y con un comerciante de café. Sigue leyendo para saber lo que me dijeron.

También te puede interesar nuestro artículo sobre cómo aumentar el suministro de café verde.

south american children

Una visión general: ¿Qué son las iniciativas sociales?

Para este artículo, definiremos las “iniciativas sociales” como proyectos que impulsan cualquier tipo de impacto social en el origen. Pueden centrarse en una gran variedad de temas, como la salud, la educación, la salubridad, las infraestructuras, la equidad de género, la sostenibilidad y los métodos de producción. Estas iniciativas suelen ser también esfuerzos de colaboración entre diferentes actores, como tostadores, comerciantes, caficultores y organizaciones de productores. 

Arnoldo Leiva es el director ejecutivo de The Coffee Source, una empresa comercializadora con sede en Costa Rica. Esta empresa vende café de toda América Latina a tostadores de Estados Unidos y Europa, y participa en diversas iniciativas sociales.

Arnoldo cuenta que su interés por impulsar el impacto social comenzó hace 15 años, cuando quisieron construir un laboratorio de computación en la escuela de una de sus fincas, ya que no había computadoras en la región. Un cliente de EE. UU. aceptó patrocinarlo inmediatamente y pronto se dieron cuenta de que había potencial para ampliarlo. 

Arnoldo afirma que, como productores y comerciantes ubicados en el origen, The Coffee Source tiene “una mejor comprensión de la dinámica de la producción de café y de los desafíos que conlleva la producción”. 

Con el tiempo, esto ha llevado a la empresa a lanzar muchos proyectos diferentes en toda América Latina. En Perú, se centran en la educación, mientras que en Colombia apoyan a productoras de café que han enviudado debido al conflicto armado. La empresa las apoya con infraestructuras de beneficio para el café, capacitación y mejora de la calidad. 

En Costa Rica también gestionan guarderías. Arnoldo me cuenta que la mayoría de los recolectores de café en sus propias fincas son trabajadores inmigrantes de Nicaragua, y que a menudo traen a toda su familia. Por ello, él explica que las guarderías se crearon para entregar a los niños educación, comidas, controles sanitarios y un lugar seguro donde estar mientras sus padres recolectan café. 

family gardening

¿Por qué es tan importante la colaboración? 

Las iniciativas sociales suelen ser una colaboración entre los tostadores y comerciantes, por un lado, y las comunidades cafetaleras, por otro. 

Se trata de una colaboración necesaria, ya que muchos productores de café operan a nivel de subsistencia y no les queda dinero para invertir en la comunidad. Del mismo modo, los compradores buscan constantemente hacer algo más en origen que simplemente comprar café.

Impulsar esta colaboración puede suceder de diferentes maneras. Algunos tostadores pueden optar por participar activamente en las comunidades a las cuales compran café, mientras que otros compran a comerciantes y pagan una prima por el impacto social.

Por ejemplo, Arnoldo dice que The Coffee Source pide a los tostadores que contribuyan con una pequeña cuota para proyectos sociales, además del precio del café que ya han acordado.

“Es un programa totalmente transparente”, explica. “Lo que hacemos es un análisis de referencia para cada comunidad, para determinar sus necesidades reales”.

Él explica que esta comprensión es increíblemente importante: sin ella, la inversión puede acabar siendo mal orientada. 

Según Arnoldo, muchas empresas de los mercados de consumo quieren ser más sostenibles e impulsar el impacto en el origen, pero no saben por dónde empezar. Aquí, dice, es donde entra The Coffee Source. 

south american classroom

Mejorar el acceso a la educación

Un área clave en la cual suelen centrarse las iniciativas sociales en origen es la educación. Las comunidades cafetaleras suelen estar alejadas, lo cual dificulta el desarrollo de infraestructuras e instalaciones locales.

Esto, a su vez, afecta a una serie de funciones clave de una comunidad. La educación es un punto clave para los proyectos sociales en las comunidades productoras de café; si no se le presta atención, puede convertirse en un problema generacional para las familias que viven y trabajan allí.

Arnoldo me cuenta que en Perú, The Coffee Source colabora con Luna Roasters en una iniciativa social que llaman The School that Coffee Built (La escuela que construyó el café). Han construido dos escuelas y están trabajando en una tercera en cooperación con la Asociación Valle Grande en la región de San Martín, Perú.

Arnoldo dice: “Esta es una comunidad muy aislada de caficultores que viven alrededor de las montañas. Su pueblo es pequeño, y solo cuenta con tres casas y un almacén principal para que los niños vayan a la escuela. Pero no tiene suelo, ni pupitres, ni saneamiento de agua, ni alcantarillado”.

Elmer Benavides Cuvas es el administrador de la Asociación Valle Grande. Él dice que estas escuelas han tenido resultados positivos enormes en estas comunidades cafetaleras, y señala que están increíblemente agradecidos. Con un mejor acceso a la educación, las oportunidades de los niños mejoran, y también hay un mayor beneficio para los padres y los profesores.

“Estas escuelas han conseguido mejorar los espacios donde los niños van cada día a aprender”, dice Elmer.

Arnoldo explica que han construido nuevas escuelas con dos aulas, baños, un sistema de aguas residuales para mejorar los servicios sanitarios y un parque infantil. 

“Fue realmente interesante”, me dice. “Vimos que la asistencia subió drásticamente; los padres decidían enviar a sus hijos a la escuela más a menudo porque les gustaba la infraestructura”.

Arnoldo también señala que la escuela también sirve como centro comunitario. “Es un lugar de encuentro para la comunidad”, explica. “Estaban muy orgullosos de tenerlo”.

Elmer explica que el analfabetismo sigue existiendo en esta región y me dice que el gobierno peruano tiene dificultades para llegar a estas comunidades remotas, en las mejores circunstancias.

En comunidades cafetaleras remotas como San Martín, el acceso a la educación es increíblemente importante. Esto beneficia a las comunidades a corto y largo plazo, mejorando los resultados para todos los que viven y trabajan allí.

coffee crops

¿Qué tan grande es el mercado del café con responsabilidad social?

En general, los consumidores de cafés de especialidad son cada vez más conscientes y exigentes. Actualmente, términos como “comercio justo”, “comercio directo”, “abastecimiento ético” y “trazabilidad” son habituales en los empaques de café de la tercera ola, y la sostenibilidad sigue siendo un término popular.

Arnoldo lleva 25 años en el sector del café. Él describe esta tendencia como “generacional”, y dice que “la transparencia es el punto de inflexión”.

Y añade: “La trazabilidad, más que la sostenibilidad, es algo que veo que demandan, ahora más que nunca”. 

“Los tostadores quieren saber específicamente sobre la región, los caficultores, la cooperativa, las condiciones… quieren la historia completa, no solo el café. Una vez que tienen eso, muchos también quieren involucrarse, y están dispuestos a pagar más para generar un impacto”.

En definitiva, involucrarse más en las iniciativas sociales en el origen es una gran oportunidad para que los tostadores apoyen a las comunidades cafetaleras y aprovechen la creciente demanda por productos éticos.

El café que trae consigo una prima social puede venderse a menudo a un precio mayor. También permite a los tostadores crear una historia, tanto hablando de la procedencia del café como de su participación.

Además, ofrece a los tostadores la oportunidad de conocer a las personas que están detrás del café, lo que contribuye a la creciente demanda de “café de relación” (relationship coffee) y crea una conexión especial entre el origen y el consumidor.

Elmer me dice que estas visitas han tenido un impacto positivo en las comunidades de su región. “Es emocionante tener este tipo de proyectos”, dice. “Realmente anima al productor. Los anima a hacer cambios. Es genial, y ha sido una bonita experiencia para nosotros”.

Arnoldo añade: “Cuando llevo a los tostadores a una comunidad en Perú, les explico lo que ocurre con su café y lo que hacen, y llevo muestras del producto acabado a la comunidad para que lo vean. Se sienten inmensamente orgullosos de ver el producto acabado en otro mercado.

“Es muy importante que la comunicación funcione en ambos sentidos. Los caficultores están muy interesados en lo que ocurre con su café”, dice. “Ponen mucho esfuerzo en ello, y es su forma de vida”.

“Que alguien de Europa llegue a su comunidad con una bolsa de café y su nombre impreso en la etiqueta, tiene un gran impacto en ellos. Los hace sentirse orgullosos de su modo de vida, y eso es importante”.

south american village

Como hemos visto, estas iniciativas sociales en el origen pueden ayudar a cambiar la vida de los productores de café y mejorar su calidad de vida durante generaciones. A su vez, los tostadores pueden generar un impacto social positivo y conectar realmente con las personas que producen su café.

Adnoldo concluye diciendo: “Estas iniciativas sociales ya están cambiando el sector, y no creo que esta tendencia sea solo una fase que pasará”. 

“Creo que vamos en la dirección correcta y tengo muchas esperanzas en la industria del café. Va a tomar un tiempo. Pero me impresiona cómo las empresas se involucran cada día más”.

¿Disfrutaste este artículo? Entonces lee sobre el impacto ambiental del tueste de café.

Crédito de las fotos: The Coffee Source

Ten en cuenta: The Coffee Source es patrocinador de Perfect Daily Grind

Traducido por Tati Calderón. Traducción editada por María José Parra.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete a nuestro boletín semanal aquí!