20 de agosto de 2021

Trabajar en la industria del café en Medio Oriente

En los últimos años, la escena del café de especialidad de Oriente Próximo ha crecido de manera exponencial y se ha creado una singular cultura del café.

Gracias a este crecimiento, muchos profesionales del café capacitados provenientes de todo el mundo eligen la región para forjar carreras en la industria. Con su destreza, adquirida en sus países de origen, han hecho su aporte al sector cafetero en países como Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos entre otros.

Pero, ¿por qué han emigrado a Oriente Próximo? ¿Cuáles son los desafíos? ¿Y qué tendencia han marcado con respecto al café? Para responder a estas preguntas, conversé con Gabriel Jimenez, Alejandra Guayacán, Gustavo Perez y Estella Zuleta, profesionales en distintas áreas de la cadena de suministro del café radicados en la región. Sigue leyendo para conocer más.

Conoce más sobre el creciente mercado del café en Oriente Próximo.

El café de especialidad en Oriente Próximo

El Oriente Próximo tiene una tradición cafetera árabe arraigada y desempeña un papel importante en la sociedad. Sin embargo, aunque la tercera ola no es nueva en la región, la demanda por café de calidad continúa creciendo. Las cafeterías ofrecen un espacio adecuado para la socialización, debido a las restricciones en el consumo de bebidas alcohólicas.

En una reseña de Coffee Business Intelligence, se documentó el auge de los cafés de especialidad y la diversificación en la escena cafetera en Oriente Próximo, gracias al deseo de muchos jóvenes de adoptar costumbres gastronómicas occidentales. La novedad de esta bebida, popularizada por expatriados americanos, asiáticos y europeos atrajo a más consumidores y la bebida se está haciendo increíblemente popular en esta región del mundo 

Como consecuencia, el consumo de café se estableció rápidamente en la comunidad local, especialmente en los Emiratos Árabes Unidos. El auge del café fue tanto en ese país, que su mercado cafetero se ha considerado como vanguardista en lo que a café de especialidad en Oriente Próximo se refiere. 

Solo en los Emiratos Árabes, en 2019, el café presentó un valor de venta de USD 200 millones lo que equivale aproximadamente al 10% de todo el café que se consume en la región. Allí, se han establecido las mayores cadenas de café del mundo y se prevé un crecimiento significativo en los próximos 5 años.

Dentro de este contexto, las manos de profesionales latinoamericanos desempeñan un papel importante en la preparación tueste e importación de café, gracias a sus habilidades y destrezas.

Hacer café en los Emiratos Árabes Unidos

El crecimiento profesional es la principal motivación de los actores del sector cafetero residentes en el país con quienes conversé. Accedieron a compartirme su experiencia dentro del mercado del café en la península arábiga y las excelentes oportunidades que ofrece la región para los profesionales del café latinoamericanos.

Estella Zuleta es una barista certificada por la SCA y encargada de calidad en una tienda de café con 5 sucursales en Abu Dabi. Además, trabaja como consultora y capacita a personas interesadas en conocer sobre el mundo del café. Su trabajo le ha permitido conocer una nueva cultura. 

Ella me dice que emigró a esta región, lejos de su Colombia natal, porque “hay muchas más oportunidades económicas y de aprendizaje”.

“Vivir en este país ofrece la posibilidad de relacionarse con muchas culturas, probar muchos tipos y variedades de café, al igual que la posibilidad de pagar cursos de SCA, ya que el nivel de vida brinda mejores posibilidades para crecer”, confiesa.

Por otra parte, el barista Gabriel Jimenez, aprecia las oportunidades que obtuvo en el mercado cafetero de Abu Dabi. Él es originario de Venezuela, y, en principio, decidió emigrar a Colombia donde descubrió lo amplia que es la industria del café. “En ese país fue donde descubrí que el café es mi pasión”, afirma.

Sin embargo, encontró una buena oportunidad en tierras árabes. “Recibí una oportunidad de trabajo en Abu Dabi que me hizo cambiar nuevamente de destino, ya que era una muy buena oferta económica (…). Siempre he estado interesado en la aventura y conocer nuevas culturas y experiencias”, dice.

Estos profesionales, procuran fortalecer cada día más sus conocimientos y habilidades, y en la industria cafetera en EAU, encontraron una motivación que va más allá del lucro personal. Desean promover el interés por el café de calidad y los métodos de preparación de la tercera ola.

El valor de los profesionales de países productores de café

Estella me refiere algo curioso, me dice que la fascinación por los latinos se debe al conocimiento del café “detrás de la taza” que tienen muchos profesionales del café hispanoamericanos. 

Alejandra Guayacán es de Colombia y vive en Dubái. Allí, es compradora de café verde y trabaja en el área de control de calidad para The Espresso Lab.

“La región está abierta a los latinos, de hecho, les encanta que sea una persona proveniente de región caficultora quien esté detrás de la barra y pueda transmitir un conocimiento más profundo”, dice.

“Tenemos profesionales en todo el sector: baristas, catadores, tostadores, etc. De hecho, los propios caficultores han llegado hasta acá para ofrecer sus productos y liderar sus empresas en esta región”, 

Gabriel, por otra parte, me cuenta que “cuando las personas saben que eres de Latinoamérica, saben que te tomas el café muy en serio; que eres amable y muy social”. 

“Un barista de Latinoamérica en la región es sinónimo de calidad y de una persona muy profesional. Personas que siempre dan el 100 por ciento y que son embajadores del café”, refiere.

Además, Gabriel me dice que cabe destacar que en las cafeterías en EAU, se suele contratar trabajadores extranjeros, y, suele ser muy raro, encontrar un emiratí trabajando como barista. 

“Acá se ven muchos trabajadores de [todo el mundo]”, dice; sin embargo, los latinoamericanos destacan por su conocimiento y conexión con el mercado cafetero de sus países de origen. 

“Si ves a un barista latinoamericano es muy probable que esté en una posición elevada en barismo, o incluso sea trainer”, comenta. 

¿Qué desafíos presenta la región?

“Emprender en sí es un reto muy grande en la vida, en cualquier escenario que estés”, me dice Gustavo Perez, oriundo de Colombia. 

Él, junto a su equipo de trabajo, cumple diversas labores en el mercado cafetero de Arabia Saudita. Se dedican a exportar y tostar café verde de Colombia; además, tuestan para distintas cafeterías saudíes, e incluso, imparten talleres profesionales para tostadores y baristas. Asimismo, ofrece consultorías en el montaje de proyectos de café. 

Las múltiples funciones que desempeña Gustavo en distintas fases de la cadena de valor, le han permitido conocer la dinámica de la industria, y también de la singular experiencia como inmigrante latinoamericano en Arabia Saudita. 

Él me comenta que le “costó mucho trabajo explicarle a la gente que el café no venía de Italia”. Poco a poco, logró educar a los consumidores y posicionar el café de origen de Colombia. Además, me explica que hasta el año 2013, debido a una dificultad política, no era permitido importar café de Etiopía y el perfil del café que se importaba de Brasil no tuvo mucho éxito en el mercado saudí. 

“La gente comenzó a darse cuenta que en Latinoamérica se producían los Arábicas que ellos estaban buscando”, por su sabor achocolatado, dice.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada sociedad es distinta, y hay que entender los complejos desafíos que acarrea integrarse específicamente en la sociedad saudita, además del idioma. 

Gustavo me explica que para emprender, es necesario contar con un socio local y se puede llegar a obtener una baja participación. Esta es una de las razones por las cuales ha decidido diversificar su negocio.

Asimismo, Gustavo señala que para las empresas, contratar a un profesional del café latinoamericano es costoso, incluso más que un empleado local. “Somos costosos; pero nuestra apariencia, nuestra sonrisa, nuestro servicio o el origen, el que la gente diga que esa tienda tiene a un barista latinoamericano, hace que un empresario invierta dinero en esa persona”, señala.

“Ya se están viniendo los baristas porque la gente quiere tener a alguien del origen preparando el café. No solamente nosotros vendiéndolo o tostándolo, sino que los baristas ya están siendo apreciados”, expresa.

¿Se puede encontrar bebidas de café con influencia latinoamericana?

Los profesionales latinoamericanos han contribuido con eficiencia en la escena del café de especialidad en Oriente Próximo. Su presencia está en aumento, y esto despertó mi curiosidad para preguntarles si existe una bebida de café con influencia latinoamericana en la región.

Gabriel me dice que “en la región existe un problema para este tipo de bebidas”.

“La bebida a base de café más popular del país es el Spanish Latte (una bebida a base de espresso y con una leche endulzada con leche condensada), esto hace que otras bebidas originales no sean tan populares”, comenta.

Estella me dice que aún no ha podido descubrir alguna, sin embargo, las bebidas que ella misma elabora se encuentran en la carta de la empresa para la que trabaja.

A pesar de que no es posible encontrar bebidas a base de café con alguna influencia latina, Alejandra, me señala las cafeterías de especialidad donde sirven cafés de alta calidad de Latinoamérica. Entre ellas, destacan: The Espresso Lab (Dubai, Abu Dhabi), Typica (Dubai), Rain (Abu Dhabi), Drowsy (Sharja), Hoof (Ras Al Khaimah), Wacup (Ajman) y Medellín (khorfakkan, Fujairah).

También, me dice que ha podido apreciar el auge de la tercera ola del café en aquellas regiones. “He tenido acceso a cafés increíbles, de muy alta calidad”, comenta.

“Compramos cafés de África, Asia, Centroamérica y Suramérica. Tenemos el record de compra del café más costoso del mundo en el 2019, que proviene de la Finca Ninety Plus en Panamá (USD 10.000 kg) la cual tuve la fortuna de conocer el pasado mes de marzo, realizamos un viaje para recorrer las fincas más importantes de Panamá y sus cafés”, afirma. 

¿Cuál es el futuro?

En Arabia Saudí, el café de especialidad ofrece un nuevo panorama dentro de su industria cafetera y la sociedad, porque esta, sectorizada por estrictas reglas de socialización, ha descubierto puntos de encuentro en las cafeterías; y ahora, incluso, los baristas de ambos sexos trabajan juntos.

Asimismo, estos nuevos espacios abren diversas oportunidades para quienes deseen formar parte de un mercado creciente y demandante. Porque el interés por el café en la península arábiga aumentó.

Gustavo me dice que “este mercado no tolera reversas”, y además, asegura que es difícil determinar el futuro del café de especialidad en la región. “Lo que sí puedo decirte es lo que se le depara al mal café: este desaparecerá”, sentencia.

El país “va creciendo, los gustos van creciendo, se van aprendiendo y se están quedando, y ya los nuevos consumidores de café son incapaces de ir a una cafetería donde no sirvan un buen café”, dice.

Por otra parte, Gabriel afirma que el futuro de la industria en los Emiratos Árabes, es lo suficientemente esperanzador como para permanecer en ella. “La movida del café de especialidad no ha parado desde que comenzó. El futuro depara más oportunidades y más desarrollo”

“La tendencia en la región es tomar café con azúcar. Pienso que hay que seguir educando a las personas para que puedan disfrutar de una gran taza de café y así tener una mejor experiencia”, añade.

Y con respecto a quienes desean sumarse a este auge del café de especialidad en Oriente Próximo, Estella dice: “No rendirse es la clave, hablar mínimamente inglés, y el conocimiento acerca de café, y una buena actitud, como decía antes los latinos son muy valorados por su origen”.

La comunidad de expatriados en el Oriente Próximo ha influenciado y contribuye a forjar la cultura cafetera de la región. Con cada vez más nuevas tiendas de café, proyectos y tostadurías, estos profesionales son muy codiciados por sus habilidades y por su conocimiento sobre el café.

Es muy probable que en los próximos años sigamos presenciando el crecimiento de esta industria cafetera, trabajada también por manos latinoamericanas y de todas partes del mundo.  

¿Disfrutaste este artículo? También te puede interesar más sobre la creciente escena del café de especialidad en Arabia Saudí.

Crédito de las fotos: Estella Zuleta, Alejandra Guayacán, Gabriel Jimenez, Gustavo Pérez.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete a nuestro boletín semanal aquí!