18 de agosto de 2021

Cómo limpiar tus dispositivos de preparación de café en casa

La calidad del café preparado en casa depende de un gran número de factores, desde la consistencia de la molienda hasta la temperatura del agua. Pero un factor que a menudo se pasa por alto es la limpieza de la cafetera. 

Al buscar en Internet cómo limpiar cualquier método específico de preparación de café, verás una serie de resultados diferentes. En algunos casos, (como el de la cafetera moka), las personas pueden incluso argumentar que no es necesario limpiarla. Pero los mitos urbanos o la falsa información pueden afectar al sabor de tu preparación, a la vida útil de tu equipo e incluso a tu salud, si no eres cuidadoso.

Entonces, para saber más y desmitificar algunas creencias comunes sobre la limpieza, hablé con dos especialistas certificados por la SCA. Me contaron más sobre las prácticas correctas para limpiar y mantener distintas cafeteras. Sigue leyendo para descubrir lo que dijeron.

También te puede interesar nuestro artículo sobre cómo mantener tu tienda de café limpia y segura

moka pot

Desinformación y mitos urbanos: ¿deberías limpiar tu cafetera moka?

Hay un mito urbano muy arraigado (supuestamente de origen italiano) que afirma que nunca se debe limpiar la cafetera moka. Algunos dicen que limpiarla arruina el sabor del café, mientras que otros afirman que los residuos de años en el interior de la cafetera “mejoran” el sabor.

Pero la mayoría de las cafeteras moka convencionales están hechas de aluminio, por lo cual puede convertirse en un peligro para la salud si no se limpia correctamente.

Davide Cobelli es consultor de café, instructor oficial de la SCAE y propietario de Garage Coffee Bros y de Coffee Training Academy en Verona, Italia. Según él, estos mitos sobre la cafetera moka están muy arraigados.

En Italia, la cafetera moka es comúnmente utilizada por quienes preparan café en casa para hacer un café espeso e intenso. Davide explica que los sabores intensos y el amargor que los consumidores italianos asocian con una cafetera “moka sucia” reflejan las características ideales de un tueste napolitano. 

Él dice: “Es bastante común en los hogares italianos encontrar cafeteras moka que no se hayan limpiado más que con agua desde hace unos 20 años”.

Las viejas partículas de café residuales liberan sus ácidos cuando se exponen al agua caliente. Si no se limpian adecuadamente, estas partículas pueden hacer que el aluminio se corroa con el tiempo y libere metales en el café.

Edwin Harrison es el propietario de Artisan Coffee y Artisan Coffee School en Londres. Él concuerda con Davide. “[Dejar todos estos sabores en] una cafetera moka creará un café amargo y rancio”, dice. “Hay que limpiarla tan a fondo como cualquier otro equipo de preparación de café”.

Él dice que, dado que el aluminio es poroso, los compuestos del café se adhieren a estos poros y son muy difíciles de eliminar. La corrosión agrava el problema.

french press

Cómo limpiar diferentes tipos de dispositivos de preparación 

Por lo tanto, sabemos que tu cafetera moka debe limpiarse con regularidad, o de lo contrario puede convertirse en un peligro para la salud que solo produce “café rancio”, como dice Edwin. Pero lo mismo ocurre con muchos otros métodos de preparación de café, desde la AeroPress hasta la máquina de espresso.

Para ayudarte, hemos reunido algunas orientaciones sobre el cuidado de algunas cafeteras populares, empezando por la cafetera moka.

Cafetera moka

David y Edwin coinciden en que la mejor manera de limpiar una cafetera moka es utilizar un jabón neutro para vajilla sin perfume y una esponja suave. 

Edin dice que es importante desmontar primero la cafetera, antes de fregarla suavemente, tanto por dentro como por fuera, y enjuagar bien cada parte para asegurarse de que no quedan restos de jabón.

Edwin dice: “Todas las piezas de la cafetera deben estar completamente secas antes de volver a montarlas, para evitar la acumulación de moho o la condensación”.

La junta de la cafetera moka también suele pasarse por alto en el proceso de mantenimiento. Se trata de la junta de goma circular que se sitúa entre los dos cuerpos de la cafetera. Edwin dice que debe cambiarse con cierta regularidad, sobre todo cuando no consigues eliminar las manchas marrones. 

También puedes cambiar el filtro de aluminio. Si se obstruye con el tiempo, basta con sustituirlo. Están fácilmente disponibles en línea, al igual que las juntas de repuesto.

Lo que definitivamente no debes hacer, dice David, es simplemente limpiar la cafetera moka con un paño húmedo o enjuagarla con agua. También debes evitar usar el lavavajillas o vinagre y jugo de limón, ya que pueden corroerla.

Prensa francesa

Empieza por retirar el café con una espátula o añade un poco de agua y agita. Tira el café en el bote de basura (o en tu compost) y limpia los granos sueltos.

Llena la jarra hasta la mitad con agua tibia y unas gotas de jabón para vajilla sin perfume. Bombea el émbolo a través del agua varias veces para desalojar los restos de café que hayan quedado atrapados en el filtro.

Limpia la jarra con la mano, utilizando agua caliente y una esponja suave o un cepillo para botellas. Enjuaga bien ambas partes, asegurándote de que no queden restos de jabón. Seca inmediatamente con un paño de microfibra.

Para los usuarios habituales, se recomienda limpiar el filtro a fondo al menos una vez al mes. Para ello, desmonta el filtro (normalmente puedes desenroscarlo a mano) y mezcla una pasta sencilla con bicarbonato de sodio y agua. 

Frota enérgicamente la malla del filtro con un cepillo de dientes o un cepillo para botellas con el fin de eliminar cualquier aceite y residuo, antes de enjuagar y limpiar con agua y jabón.

Cafetera de goteo automática 

Retira el servidor de vidrio, el recipiente (o la urna) y la canasta para el filtro. Limpia ambos a fondo con una esponja y un poco de jabón para platos sin perfume, y luego enjuaga bien. Seca al aire o utiliza un paño limpio de microfibra.

Mientras se secan las demás piezas, limpia el cabezal de la cafetera con un paño húmedo para garantizar que no queden restos de café o manchas extrañas. Solo vuelve a montar la cafetera cuando todas las piezas estén completamente secas para evitar el riesgo de generar moho.

aeropress and hand

AeroPress 

Después de preparar café, presiona el disco sobre el fregadero para exprimir el líquido restante. Después, ve al bote de basura (o al compost) y desenrosca la tapa del filtro. Presiona el émbolo hasta que el disco de café salga expulsado.

A continuación, desmonta la AeroPress y lava cada una de las piezas a mano con una esponja suave y jabón para vajilla sin perfume. Seca al aire o utiliza un paño limpio de microfibra.

Aproximadamente una vez al mes, debes retirar por completo la pieza de goma del émbolo para limpiarla. Frótalo por dentro y por fuera para eliminar cualquier acumulación de aceite. 

Conos de goteo para café vertido

La mayoría de los goteros de café pueden limpiarse de forma razonablemente sencilla. Utiliza un jabón neutro para platos y una esponja para fregar el interior y el exterior, enjuaga y seca.

La forma de limpiar tu jarra para servir (si utilizas una) dependerá del material. En el caso de las jarras de cristal o plástico transparente, es posible que puedas utilizar un lavavajillas (consulta las instrucciones del fabricante). Si no es así, o si utilizas un servidor de metal, tendrás que ser más cuidadoso. 

Prueba utilizando un paño con un poco de jabón para platos y agua caliente. Es posible que tu mano no quepa por la abertura, así que un cepillo puede ser más fácil.

Máquina de espresso doméstica

Para empezar, Edwin sugiere que sigas al pie de la letra las instrucciones de limpieza del fabricante. Cada máquina tiene sus propios requisitos, pero el uso de las funciones de autolimpieza y descalcificación no será suficiente tras un periodo prolongado de uso constante.

Él dice: “Después de extraer un shot, retira el portafiltro y enjuaga inmediatamente (limpia) el cabezal del grupo durante un par de segundos. Esto liberará el café que pueda haberse adherido a la rejilla de dispersión”.

“Para limpiar la varilla de vapor después de texturizar la leche, frótala cuidadosamente con un paño húmedo.  A continuación, activa el chorro del vaporizador durante unos segundos para eliminar los restos de leche”. 

“Por último, retira la canasta del portafiltro [y enjuaga con agua caliente para] eliminar todos los aceites y residuos de café. Seca con un paño de microfibra”.

A continuación, él indica que debes encender la bomba y fregar la rejilla de dispersión con un cepillo de dientes o un cepillo Pallo. Haz un contraflujo con un portafiltro ciego y un cuarto de cucharadita de un polvo limpiador para cafeteras espresso de tu elección. Deja que la bomba fluya durante al menos cinco segundos y repite la operación varias veces.

Vacía el agua del portafiltro ciego y repite la operación una vez sin polvo con la finalidad de eliminar los restos de productos químicos. Vacía la bandeja de goteo, enjuágala con agua caliente y sécala con un paño de microfibra. Por último, una vez que todo esté seco, vuelve a montar todas las piezas. 

Para el exterior, el consejo profesional de Edwin es utilizar un producto para limpiar cristales para mantener las superficies de acero inoxidable de la máquina “como nuevas”.

coffee machine steam wand

Elimina la cal

La cal es un sedimento que se encuentra en el agua dura (agua con altos niveles de calcio y magnesio), y que se acumula en el equipo de preparación de café y en las teteras. Si no se controla, puede dañar la cafetera.

Para los hervidores y las cafeteras eléctricas, Edwin dice que una solución de una parte de vinagre por una parte de agua es suficiente para remover la cal. 

En el caso del hervidor, él dice que hay que dejar la solución en remojo toda la noche, y luego enjuagar bien el equipo. Haz funcionar el hervidor lleno de agua un par de veces después solo para limpiarlo.

Para una cafetera eléctrica, él dice que hay que llenar el tanque con la solución y dejar que el ciclo se ejecute dos o tres veces. A continuación, repite el proceso con agua fresca unas cuantas veces más.

Sin embargo, él también señala que es mejor prevenir que curar. Por lo general, la cal puede prevenirse preparando café con agua mineral filtrada o agua destilada.

Él dice: “Las máquinas de espresso tienen instrucciones sobre cómo tratar la cal, pero en este caso, la prevención es, indiscutiblemente la solución más económica, porque es posible que [eventualmente] tengas que pagar a un técnico para que descalcifique tu máquina”.

coffee cup on the ground

¿Una limpieza inadecuada puede hacerte daño?

Los procedimientos correctos de limpieza son vitales para la preparación de café en casa, pero no se trata solo de preservar la longevidad de tu equipo o de comprometer el sabor: una limpieza inadecuada también puede ser un grave peligro para la salud.

Según Edwin, el mayor error que cometen las personas es no limpiar los dispositivos tan pronto como se debería.

Él dice: “Mucha gente se olvida de que el café es un producto alimenticio y, si el equipo no se cuida adecuadamente, acabará dejando de funcionar bien y te puede enfermar gravemente”.

Por ejemplo, él señala que dejar que los posos de café usados permanezcan en el equipo hasta que te vayas a preparar el siguiente café es un hábito realmente malo. Los aceites del café se acumulan y crean una “película”, la cual es un entorno perfecto para que proliferen bacterias.

Y aunque se cree que la acidez del café tostado es suficiente para eliminar la mayoría de estos gérmenes, no siempre es suficiente por sí sola. Junto con las alergias y las infecciones respiratorias, las bacterias que se forman en esta película también pueden afectar a tu salud digestiva.

Para poner las cosas en perspectiva, un estudio realizado en 2011 por NSF International descubrió que el depósito de una cafetera sucia puede albergar más bacterias que los juguetes de las mascotas y la palanca de agua del inodoro. 

collection of coffee brewers

“No existe un equipo de café con función de ‘autolimpieza’”, concluye Edwin. En definitiva, las buenas prácticas de limpieza de las cafeteras no deben tomarse a la ligera.

Para garantizar que sigues manteniendo tu salud y obtienes el mejor sabor posible de cada taza de café que preparas, asegúrate de limpiar correctamente tu cafetera. También maximizará la vida útil de tu equipo.

¿Disfrutaste este artículo? Entonces lee sobre cómo y cuándo limpiar tu tostadora.

Crédito de las fotos: Pixabay, Pexels

Traducido por Tati Calderón. Traducción editada por María José Parra.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete a nuestro boletín semanal aquí!