abril 30, 2021

Café, salud y bienestar: Explorando “el superalimento original”

Desde médicos y expertos en medicina hasta nutricionistas y entrenadores deportivos, los beneficios del café para la salud han sido bien documentados a lo largo de los años por los profesionales de la medicina y la salud.

Durante muchos años, las investigaciones han puesto de manifiesto cómo el alto contenido de antioxidantes en el café puede mejorar la esperanza de vida y reducir el riesgo de ciertas enfermedades, como el Párkinson, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Actualmente, el café es una parte importante de una dieta equilibrada para millones de personas en todo el mundo. Las tendencias mundiales de salud y bienestar impulsadas por las generaciones más jóvenes han hecho que muchos adopten el café como una alternativa más saludable a los refrescos azucarados. 

Sin embargo, en los últimos años se ha debatido mucho sobre cómo afecta el café a la salud humana. Para saber más sobre el café y sus beneficios para la salud, hablé con Bill Murray, presidente y director general de la Asociación Nacional del Café de los Estados Unidos (NCA). Sigue leyendo para conocer lo que dijo.

También te puede interesar nuestro artículo que compara el consumo de bebidas azucaradas con el café

¿Cuáles son los beneficios nutricionales del café?

Sin importar si lo bebes antes de la jornada laboral, después de una comida o como impulso energético antes del entrenamiento, el café tiene una serie de beneficios nutricionales.

Muchos de ellos están relacionados con los altos niveles de antioxidantes en el café. Los antioxidantes son importantes para la salud y el bienestar, ya que impiden que toxinas, sustancias químicas e inflamaciones causen oxidación a las células. 

El proceso de oxidación celular conduce a la producción de “radicales libres”, los cuales son átomos o moléculas reactivas no apareadas. Estos pueden acumularse en las células y causar daños irreparables. Sin embargo, los antioxidantes impiden que las células se oxiden, reduciendo el número de radicales libres en el cuerpo humano.

Por ello, una dieta rica en antioxidantes puede reducir el riesgo de las numerosas enfermedades asociadas a los radicales libres, tales como la artritis, el Alzhéimer y las enfermedades cardíacas. 

Por ejemplo, una investigación realizada durante 13 años por el Journal of the American Heart Association descubrió que los bebedores moderados de café (aquellos que consumían entre dos y cuatro tazas diarias) tenían un 20% menos de probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Por lo tanto, en varios países europeos, como Finlandia, Noruega, Polonia y España, el café es la mayor fuente dietética de antioxidantes. En estos países, proporciona más del 60% de la ingesta promedio de antioxidantes de los consumidores.

Uno en particular, el ácido clorogénico (un importante antioxidante el cual contribuye a la prevención de enfermedades cardíacas), se encuentra casi exclusivamente en el café.

Además de los beneficios específicos de los antioxidantes en el café, también hay una cantidad creciente de investigaciones que sugieren que el café incide en la esperanza de vida. 

Un estudio clave realizado en 2012 por The New England Journal of Medicine descubrió que las mujeres que bebían de cuatro a cinco tazas de café al día tenían un 12% menos de riesgo de sufrir una muerte prematura. En el caso de los hombres, esta disminución era del 16%.

Incluso un consumo entre bajo y moderado, de tan solo una taza de café al día, se relacionó con una disminución del 5% al 6%.

Bill Murray es el presidente y director general de la Asociación Nacional de Café de los Estados Unidos desde 2014. Él me cuenta que, a través de un gran número de estudios, se ha demostrado una y otra vez que el café tiene una serie de beneficios para la salud.

“El café es el superalimento original”, afirma. “Creo que debates como éste sobre los beneficios del café para la salud, junto con altos niveles de investigación, son lo que realmente se necesita para impulsar la industria”.

Salud y bienestar: ¿por qué el café se está convirtiendo en una tendencia mundial de salud?

En los últimos años, la atención a la salud y el bienestar ha sido una de las tendencias que definen a los jóvenes.

En consecuencia, las actitudes hacia los alimentos y las bebidas han experimentado cambios drásticos. Los consumidores cambian cada vez más la comodidad y el costo por la calidad y los beneficios para la salud de los productos que comen y beben.

Un informe reciente sobre las tendencias alimentarias reveló que los consumidores Millennials (de 25 a 38 años) y los de la Generación Z (de 18 a 24 años) tienen un 29% más de probabilidades de probar nuevos productos alimenticios saludables que cualquier otro grupo de edad.

Es también más probable que estos grupos dediquen tiempo a investigar productos saludables en Internet antes de tomar una decisión de compra.

Para muchos, el café desempeña un papel importante en un estilo de vida equilibrado y saludable. Esto ha sido particularmente evidente con el aumento de los cafés cold brew y las bebidas de café listas para consumir (RTD), los cuales han sido adoptados por algunos como alternativas más saludables a las bebidas energéticas.

Otra ventaja del café en este sentido es que proporciona el golpe de cafeína que ofrecen las bebidas energéticas, aporta antioxidantes, pero no aporta el contenido de azúcar (a menos que se añada), no contiene edulcorantes ni aromatizantes artificiales.

Y aunque hace tiempo que se habla de los efectos físicos y psicológicos de la cafeína, es importante recordar que el té, los refrescos y el chocolate también la contienen. No se encuentra únicamente en el café.

Además, el café también puede ser beneficioso para quienes desean reducir su consumo de calorías. La Escuela de Salud Pública de Harvard afirma que una lata promedio de refresco azucarado contiene 150 calorías. En cambio, una porción equivalente de café (340 g) solo contiene 4.

Siempre que no se añada azúcar o edulcorantes, cambiar una lata de refresco por una taza de café de 340 g puede ahorrar un promedio de 146 calorías, lo cual lo convierte en una gran opción para controlar la dieta y perder peso.

Además, el café contiene importantes nutrientes relacionados con la mejora de la energía y el rendimiento, como el magnesio, el potasio y las vitaminas del grupo B.

Estudios revelan que mayores niveles de magnesio pueden aumentar el rendimiento deportivo, mientras que el potasio ayuda a mantener la masa muscular y a reducir la presión arterial.

Sin embargo, estas tendencias de salud y bienestar no se discuten ni se reconocen de forma universal. Bill explica que, en particular, la conversación en torno a la salud y el bienestar en los países productores suele ser limitada.

“En los países productores de café, donde existen estas ricas culturas cafeteras, centrarse en cuestiones de salud aportará una nueva dimensión a esa cultura y añadirá un enorme valor a la industria en su conjunto”, me dice.

Café, cáncer y Proposición 65

A pesar del gran volumen de investigaciones sobre los beneficios del café para la salud, sigue habiendo ideas erróneas en el sector.

Tal vez uno de los casos más significativos de conceptos erróneos sobre el café sea la Proposición 65 del Estado de California.

Conocida oficialmente como la Ley de Agua Potable Segura y Aplicación de Sustancias Tóxicas de 1986, la Proposición 65 se promulgó como iniciativa electoral en 1986. Requiere que el Estado de California publique (y actualice) una lista de sustancias que se identifiquen como causantes de cáncer, defectos de nacimiento u otros daños reproductivos.

La lista contiene actualmente más de 900 sustancias diversas, entre naturales y sintéticas. 

También, obliga a las empresas de California a poner advertencias en cualquier producto que contenga alguna de estas sustancias, lo cual significa que, en teoría, será más difícil venderlo.

En 2018, un juez de la Corte Superior del Condado de Los Ángeles declaró que los tostadores de café y los minoristas no habían podido demostrar que ciertos niveles de acrilamida, una sustancia química que se forma cuando se tuestan los granos de café, no suponían un riesgo significativo de cáncer. 

Esto llevó a que el café se incluyera en la lista de posibles carcinógenos de la Proposición 65, y que todos los negocios de café de California tuvieran que anunciarlo como tal.

Bill dice: “La proposición 65 estaba dando a las personas el temor de que el café estaba de alguna manera asociado con el cáncer, a pesar de todas las pruebas [que señalaban] lo contrario”.

“Cuando el Estado de California pone una etiqueta en el café que lo asocia con el cáncer, no solo está enviando un mensaje falso para los bebedores de café, sino que también está perjudicando potencialmente a los productores de café que experimentarán una reducción de la demanda”.

Después de un año, en junio de 2019, se dictó una sentencia que afirmaba que la exposición a las sustancias químicas del café no suponía un riesgo significativo de cáncer. Esto eximió al café de incluir una advertencia de cáncer debido a la Proposición 65.

El caso también fue revisado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual apoyó la opinión de que el café no es cancerígeno y señaló que incluso podría ayudar a proteger contra algunos tipos de cáncer.

Sin embargo, a pesar de la sentencia, algunos creen que la exposición mediática del caso ya ha tenido un impacto. Si los consumidores mantienen la creencia de que el café tostado es cancerígeno, a pesar de las investigaciones y de la decisión legal en sentido contrario, esto hará que las empresas cafeteras de toda la cadena de suministro se vean afectadas. 

Bill concluye explicando que los consumidores deben acercarse a los hechos por sí mismos.

“Cuando los consumidores buscan información sobre la salud, lo que tienen que hacer es eliminar todo el ruido y tomar el consejo de la abrumadora cantidad de pruebas”, dice.

A lo largo de los años, han surgido numerosas investigaciones sobre los beneficios del café para la salud. Por ello, en los últimos años se ha promovido como un componente clave para una dieta sana y equilibrada.

El café proporciona a millones de personas un impulso de cafeína muy necesario cada día. Además, es una rica fuente de antioxidantes, los cuales pueden reducir el riesgo de padecer una serie de enfermedades graves. Y aunque existen ideas erróneas, los estudios e investigaciones muestran ampliamente los beneficios nutricionales y de salud que tiene el café.

Así que la próxima vez que busques una bebida energética o replantees tu consumo de calorías, considera la posibilidad de preparar una taza de café de calidad en su lugar. Puede que descubras que lo prefieres como un sustituto saludable y nutricionalmente beneficioso.

¿Disfrutaste este artículo? Entonces lee nuestro artículo que habla de por qué el cold brew listo para consumir es tan popular

Traducido por Tati Calderón. Traducción editada por María José Parra.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete Aquí!