abril 17, 2021

Leches vegetales y café: ¿Qué les depara el futuro?

Para algunos, una taza de café no estaría completa sin una gota de leche. Modifica la sensación en boca del café y reduce su amargor. Durante décadas, la leche se ha utilizado para crear algunas de las bebidas a base de café más populares de la industria, desde flat whites y cappuccinos, hasta macchiatos y lattes.

Sin embargo, la creciente preocupación por el impacto medioambiental y ético de la producción de lácteos, ha llevado a muchos a buscar alternativas en los últimos años. Esto ha provocado un aumento asombroso en la popularidad de las bebidas vegetales, como las de soya, almendra, avena y coco.

Muchos esperan ver un crecimiento enorme en la industria, lo cual puede significar solo una cosa: las personas están hablando sobre lo que depara el futuro para el sector de las bebidas vegetales.

Para responder a esta pregunta y ver por qué las bebidas vegetales son tan populares, hablé con dos expertos. Sigue leyendo para descubrir lo que dijeron.

También te puede interesar nuestra guía para escoger una bebida vegetal para el café de especialidad

Breve historia de las bebidas vegetales

Aunque las bebidas vegetales son una adición relativamente nueva al menú de las tiendas de café, su origen se remonta a cientos de años atrás.

Uno de los primeros ejemplos de los cuales se tiene constancia es la bebida de almendras, la cual se ha mencionado en libros de cocina medievales de toda Europa. Muchos creen que se popularizó luego de la publicación de un tratado cristiano que prohibía el consumo de lácteos en determinados días de la semana. 

Esto provocó la búsqueda de alternativas no lácteas, lo cual llevó al descubrimiento de varias bebidas a partir de nueces, como la de almendras, la de pistachos y la de avellanas.

Históricamente, la bebida de almendras se prepara remojando almendras molidas en agua y filtrándolas a través de un paño. Sin embargo, debido al costo de las importaciones desde el extranjero, era un ingrediente que disfrutaban sobre todo los más adinerados, promocionado como una alternativa nutritiva y segura a la leche de vaca.

Más allá de Europa, también podemos encontrar los primeros orígenes de la bebida de soya en la China del siglo XIV. En concreto, se cree que un caldo de tofu, conocido como doufujiang, fue uno de los primeros predecesores. Sin embargo, no fue hasta mucho más tarde cuando apareció fuera de China, extendiéndose a países cercanos como Vietnam y Japón a finales del siglo XVIII.

La bebida de soja se produjo por primera vez cerca de 100 años después, en 1917. En la década de 1980, estaba disponible en Estados Unidos, Europa, Asia y Australia. Las ventas en EE. UU. alcanzaron un máximo de 1.200 millones de dólares en 2008, antes de sufrir un fuerte descenso debido a los rumores sobre los efectos de la bebida de soja en la salud humana y el medio ambiente.

Desde finales de la década de 2000, las ventas mundiales de la bebida de almendras han crecido de manera exponencial. Las estimaciones sitúan el valor actual del mercado mundial en más de 6.000 millones de dólares, y se espera que se duplique para 2025. 

Además de la bebida de almendras y la de soja, hay otra tercera bebida vegetal, de la cual se tiene referencia hace cientos de años: la bebida de coco. Esta bebida se ha utilizado en la cocina del sudeste asiático, africana e india desde hace siglos. 

Actualmente, se utiliza en un número cada vez más variado de formas, incluso como sustituto de los lácteos en las tiendas de café. 

El aumento de la demanda de ingredientes saludables por parte de los consumidores ha hecho crecer sus ventas en todo el mundo, mientras que su alto contenido en minerales y vitaminas la convierten en un buen sustituto nutricional.

leches vegetales

La Generación Z, Oatly y el auge de las bebidas vegetales para baristas

A pesar de un aumento constante a principios del siglo XXI, el sector de las bebidas vegetales ha vivido un aumento significativo en los últimos años.

Un análisis realizado por la Plant Based Foods Association (Asociación de alimentos Vegetales) encontró que las ventas de las bebidas vegetales crecieron un 5% entre 2019 y 2020, representando en conjunto el 14% de todas las ventas de leche en los Estados Unidos. Y aunque la leche de vaca sigue siendo dominante, sus ventas se han estancado en gran medida, aumentando solo un 0,1% durante el mismo periodo.

Lauren Visagie es la directora de mercadeo para el Reino Unido de Califia Farms, una empresa de bebidas vegetales con sede en California. Ella me cuenta que son las generaciones más jóvenes las que están liderando este cambio hacia las bebidas vegetales.

“En general, la Generación Z compra menos lácteos y opta por alimentos de origen vegetal”, me dice Lauren. “Esto se debe a que los jóvenes están cada vez más preocupados por su salud, la ética y el medio ambiente”.

Aunque no hay una respuesta definitiva, muchas publicaciones utilizan el año 1997 como punto de partida de la Generación Z. Esto significa que los consumidores de la Generación Z tienen en su mayoría 24 años o menos al momento de escribir este artículo. 

Según datos recientes de la empresa de investigación de mercados Mintel, un tercio de los jóvenes de 16 a 24 años en el Reino Unido consumen bebidas vegetales. El mismo informe indica que el número de personas que compran leche de vaca en el mismo grupo de edad cayó un 6% (del 79% al 73%) entre 2018 y 2019.

Camilla Barnard es cofundadora y directora de mercadeo en Rude Health, una empresa británica de bebidas no lácteas y cereales. 

“Más de la mitad de los compradores de productos alternativos a los lácteos adquieren esta categoría por sus credenciales ecológicas”, afirma. “El auge de Internet y las redes sociales ha facilitado mucho la búsqueda de esta información”.

Gracias a este aumento de la popularidad, varias empresas de bebidas vegetales han experimentado un crecimiento sustancial. Actualmente, quizás una de las más conocidas sea la marca sueca Oatly. 

Fundada en 1994, Oatly experimentó un espectacular aumento de las ventas tras entrar en el mercado estadounidense en 2016. Desde entonces, su gama de bebidas de avena se ha convertido en un producto esencial en el sector del café, y es popular entre baristas y consumidores por igual.

Entre 2017 y 2018, los ingresos de Oatly aumentaron en 15 millones de dólares. En el Reino Unido, la demanda ha sido anteriormente tan alta, que los consumidores han experimentado escasez en todo el país. 

Además, en febrero de 2021, Oatly emitió un anuncio de 30 segundos en el Super Bowl LV; Variety, una publicación en el área del espectáculo, estima que la cadena que transmite el Super Bowl, CBS, cobra aproximadamente 5,5 millones de dólares por este espacio.

“La categoría total de bebidas de avena está valorada en 90 millones de libras”, afirma Lauren. “Las bebidas de avena para baristas representan ahora un tercio de todas las ventas”. 

El aumento de la popularidad de Oatly ha incluso preparado el camino para las bebidas vegetales especializadas para baristas. Debido a que las bebidas vegetales no contienen el mismo nivel de grasa que la leche de vaca, estas fórmulas suelen contener estabilizadores y grasas añadidas para producir una microespuma de mayor calidad y más “fácil para trabajar”.

bebidas vegetales

¿Cuáles son los retos?

A pesar de este crecimiento extraordinario del sector de las bebidas vegetales, también han habido desafíos. 

Debido a que las bebidas vegetales han experimentado un “boom” relativamente rápido, el panorama normativo ha tardado en ponerse al día. 

Por ejemplo, no fue sino hasta el año 2017 que un Tribunal de Justicia de la Unión Europea decretó que las empresas de la UE que fabrican productos de origen vegetal no podían utilizar términos como “leche”, “queso” o “crema” para su comercialización. 

Esto significa que estas frases, típicamente asociadas a los productos lácteos, no podían aparecer legalmente en los envases de las alternativas lácteas. En su lugar, las reservaron únicamente para los productos derivados de animales.

La UE declaró que los motivos tras la decisión eran evitar la confusión de los consumidores y proteger “la mezcla única y natural de micro y macronutrientes de la leche y los productos lácteos [que] no puede ser igualada por ningún producto de origen vegetal”. 

Lauren opina que la sentencia tiene un impacto negativo en quienes buscan comprar productos de origen vegetal. 

“Podría causar confusión entre los consumidores que buscan tomar decisiones informadas sobre los sustitutos vegetales de los lácteos”, dice. “Términos como ‘leche de avena’ se han arraigado en la cultura moderna”.

Más recientemente, las nuevas normas que el Parlamento Europeo ha votado (denominadas enmienda 171) puede prohibir a las empresas de productos vegetales utilizar empaques similares a los de los productos lácteos, como los cartones de leche y los vasos de yogurt. También, se restringiría la posibilidad de que los materiales de mercadeo afirmen que las bebidas vegetales son una “alternativa” a los productos lácteos.

“Esto presenta retos prácticos para el sector”, explica Lauren. “Tiene implicaciones de mercadeo de cambio de estrategia de marca tanto para las marcas, como Califia Farms, como para los minoristas”.

Otro reto importante es el aumento de la preocupación cada vez mayor por el impacto medioambiental de la producción de bebidas vegetales. 

A pesar de que las bebidas vegetales se anuncian como una alternativa ecológica a los productos lácteos, las investigaciones han demostrado que la bebida de almendras, en particular, requiere grandes volúmenes de agua para su producción. 

Para generar un solo litro, el sistema de producción de la bebida de almendras utiliza más de 370 litros de agua, frente a los 28 y 48 de la soja y la avena, respectivamente. Esto, sumado al hecho de que el 80% de las almendras se cultivan en una California afectada por la sequía, pone en duda su sostenibilidad a largo plazo.

Camilla me cuenta que marcas como Rude Health se esfuerzan por resolver estos problemas. “Solo utilizamos almendras mediterráneas porque se cultivan en zonas apícolas de menor tamaño donde la lluvia es abundante”, explica.

“Los rendimientos son menores, lo cual hace que el precio sea un poco más alto, pero creemos que merece la pena el costo adicional”.

¿Qué le depara el futuro a las bebidas vegetales?

Las ventas de bebidas vegetales han crecido año tras año por bastante tiempo y, en última instancia, no hay indicios de que este crecimiento vaya a detenerse pronto.

Sin embargo, es importante señalar que la confianza en el mercado está muy vinculada a la industria del café. Un porcentaje significativo de todas las bebidas vegetales se utiliza en las tiendas de café. 

Pero parece que también son populares en tiendas de café. En marzo de 2019, Starbucks anunció que utilizará la bebida de avena Elmhurst en todas sus tiendas de Estados Unidos. La marca incluso afirmó recientemente que el aumento de las solicitudes de bebidas vegetales ha sido el cambio más notable en el consumo en todas sus sucursales.

La diferenciación geográfica también es un punto importante que las marcas deberían considerar. “Estados Unidos va por delante del Reino Unido en lo que respecta a las bebidas vegetales”, explica Lauren. “Un 60% de la población compra bebidas vegetales, frente al 35,6% del Reino Unido”. 

“Prevemos que el alto crecimiento continuará, y [esperamos] que más hogares del Reino Unido empiecen a comprar productos vegetales en los próximos cinco o diez años”.

Aunque el consumo de bebidas vegetales también está relacionado con el aumento de la población vegana en todo el mundo, incluso consumidores que no se identifican como veganos compran alternativas a los lácteos. Algunos estudios muestran que el 90% de los consumidores de bebidas vegetales en cierta medida también consumen productos lácteos.

Lauren afirma: “Con el aumento del número de ‘flexitarianos’ (personas con una dieta centrada en las plantas que ocasionalmente comen carne), también estamos viendo cómo surgen más bebidas híbridas a base de productos lácteos y vegetales, ya que los consumidores buscan aprovechar los beneficios de ambas categorías”.

“Las marcas están respondiendo a esta demanda con productos cada vez más innovadores, funcionales y de gran sabor, y se prevé que la innovación sea aún mayor”, añade.

Sin embargo, Camilla cree que el interés por la variedad de sabores que ofrecen las bebidas vegetales lo cual contribuirá a impulsar el mercado.

Además, añade: “Prevemos que en los próximos cinco a diez años seguirán sumándose más personas a esta tendencia”.

“Ya estamos viendo una mayor concienciación y educación sobre qué sabores utilizar para diferentes ocasiones, ya sea la bebida de almendras en los lattes, la bebida de coco en los batidos o la bebida de anacardos en el té”.

leche de soya

El crecimiento del mercado de las bebidas vegetales ha sido espectacular en los últimos años. A pesar de los desafíos legislativos y la preocupación por el medio ambiente, no parece que vaya a detenerse pronto.

Además, con la popularidad de las bebidas vegetales intrínsecamente ligada al siempre creciente sector de los cafés de especialidad, parece que la demanda dentro de la industria no hará más que continuar. 

Así que, la próxima vez que visites una tienda de café y pidas un latte o un cappuccino, ¿por qué no consideras pedirlo con una bebida vegetal? Incluso si te gustan los productos lácteos, puede que descubras que te gusta el cambio.

¿Lo disfrutaste? Entonces lee nuestro artículo sobre el dilema de reducir el consumo de lácteos en el sector del café.

Crédito de las fotos: Rude Health, Lucy & Lentils

Traducido por Tati Calderón. Traducción editada por María José Parra.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete Aquí!