4 de marzo de 2021

¿Cómo se determina el precio del café?: Introducción a la bolsa de valores y el mercado de futuros

Decir que un café de variedad Catuaí pertenece a la especie Arabica puede parecer algo fácil de entender. Sin embargo, tal vez esta afirmación no sea obvia para un entusiasta que recién empieza su camino. Lo mismo sucede cuando hablamos de las dinámicas del precio del café: para algunos, puede parecer un tema complicado.

Por esta razón, he decidido escribir esta breve guía introductiva para comprender de forma sencilla los mercados de futuros y cómo influyen en el precio del café. Sigue leyendo para conocer más.

Conceptos básicos

¿Qué son los mercados?

Para empezar, es importante comprender el concepto básico de mercado. De acuerdo con el sitio web Economipedia, “el mercado es un proceso que opera cuando hay personas que actúan como compradores y otras como vendedores, generando la acción del intercambio”. 

El concepto de mercado abarca dos factores clave: 

  • Se produce un intercambio
  • Hay dos tipos de actores, es decir, compradores y vendedores. 

Existen diversos tipos de mercado. Uno de ellos, son los mercados financieros, los cuales tienen como objetivo principal el movimiento del ahorro hacia la inversión; es decir, facilitan que los ahorradores o poseedores de liquidez obtengan un beneficio por prestar su dinero a quienes lo necesitan, a manera de inversión. 

Según el tipo de activos o inversiones negociados, los mercados financieros pueden clasificarse en cuatro categorías: monetarios, de capitales, de divisas y de derivados financieros. 

Los mercados de derivados financieros son la categoría que incluye a los Futuros de café. Su nombre sugiere que su existencia depende de otro producto, que puede ser financiero (como una acción o un bono) o no financiero (como el café y otras materias primas). Este producto de referencia se conoce como “producto subyacente”.

Además, los mercados financieros, de acuerdo con el grado de formalización y regulación que se les aplique, pueden dividirse en mercados organizados, como las bolsas de valores, y mercados no organizados (Over the Counter, OTC, por sus siglas en inglés)  que realizan sus operaciones directamente entre las dos partes, sin recurrir a intermediarios.

Ahora que conocemos estos conceptos, podemos definir al mercado de Futuros de café como un mercado organizado donde se negocian derivados financieros llamados Futuros, los cuales son contratos estandarizados en los que dos partes se comprometen a intercambiar una cantidad y calidad de café predeterminada, en una fecha futura.

La bolsa de valores

Una bolsa de valores es una institución financiera estructurada que opera de acuerdo con la legislación aplicable dentro del país donde se encuentre. Generalmente, se trata de empresas privadas, de las cuales también se pueden adquirir acciones. 

Las bolsas de valores operan en conjunto con las cámaras de compensación, las cuales son instituciones o asociaciones que agrupan a agentes financieros y facilitan las operaciónes y  pagos periódicos entre ellos. 

Existen más de 300 bolsas de valores en todo el mundo, pero solamente tres de ellas comercian Futuros de café: Futuros de Café “C” o Arábica, en la bolsa denominada Intercontinental Exchange, (ICE, por sus siglas en inglés) en Nueva York, y Futuros de Café Robusta en Intercontinental Exchange Europa (LIFFE) y Futuros de Café Arábica 4/5 y 6/7 en la Brasil Bolsa Balcao.

¿Cómo se determina el precio del café?

Se suele pensar que la bolsa de valores es quien determina los precios del café. Sin embargo, es importante aclarar que existen tres tipos de mercado y cada uno tiene su manera de establecer los precios:

  • Mercado directo: donde comprador y vendedor determinan el precio de acuerdo a la oferta y demanda.
  • Mercado intermediado: donde alguno de los actores es una entidad financiera y actúa como intermediario en la fijación de precios.
  • Mercado de subastas: donde compradores y vendedores dan a conocer el precio en el que estarían dispuestos a comprar (en inglés, bid) o a vender (en inglés, ask). 

Todas las bolsas de valores operan como mercados de subastas. A través de sistemas electrónicos, organizan los bids y asks de los actores de cada mercado, y el precio al que se generan transacciones, se convierte en el precio de mercado. Los bids se ordenan del precio más alto al más bajo, mientras los asks se ordenan del precio más bajo al más alto. 

Ejemplo: 

Imaginemos que tres personas están tratando de negociar un lote de café cada una. 

CompradorbidaskVendedor
Comprador 1125126Vendedor 1
Comprador 2123128Vendedor 2
Comprador 3120130Vendedor 3

Como vemos, el Comprador 1 y el Vendedor 1 están apartados por 1 centavo de diferencia. Para que se realice la transacción, alguno de los dos deberá ceder en precio. ¿Quién cederá? Depende de las condiciones de oferta y demanda de ese momento. 

Supongamos que existe un rumor de escasez de café en el corto plazo. Probablemente, veamos esto:

CompradorbidaskVendedor
Comprador 1126126Vendedor 1
Comprador 2126128Vendedor 2
Comprador 3126130Vendedor 3

Si esto sucediera, la transacción entre Comprador 1 y Vendedor 1 se realizaría, y, por lo tanto, 126 sería el nuevo precio de mercado. De acuerdo con esto, el Vendedor 2 debe decidir si baja su precio a 126 o se mantiene en su precio de 128 y espera que algún comprador decida subir el precio que está dispuesto a pagar. 

Ahora, supongamos que el Vendedor 3 tiene una emergencia personal y necesita realizar inmediatamente su venta. Por lo tanto, en lugar de mantener su precio en 130, decide reducir su precio a 127. Al mismo tiempo, el Comprador 2 no quiere esperar más y decide incrementar su precio a 127. Veríamos algo como esto:

CompradorbidaskVendedor
Comprador 2127127Vendedor 3
Comprador 3126128Vendedor 2

En este caso, se realizaría un nuevo intercambio, dando paso a un nuevo precio de mercado: 127.

Ahora, imaginemos como esto ocurre con miles de transacciones y movimientos por segundo. Así es como se establecen los precios. La función de la bolsa de valores es facilitar la estructura para que los participantes del mercado puedan realizar sus transacciones de manera segura y dar visibilidad a los precios a los que se están llevando a cabo los intercambios entre oferentes y demandantes, que somos todas las personas que participamos en este mercado.

Participantes del mercado de futuros

El mercado de futuros involucra dos tipos de participantes:  coberturistas e inversionistas. Los coberturistas son las personas o empresas que utilizan los derivados financieros como una herramienta para minimizar su riesgo de precio, es decir, protegerse de las fluctuaciones drásticas. Los inversionistas son quienes están dispuestos a correr el riesgo a cambio de la posibilidad de generar utilidades.

Ambos son necesarios, ya que una mayor cantidad de participantes se traduce en mayor liquidez del mercado, es decir, la capacidad de intercambiar los activos por dinero, en el corto plazo. 

Para llevar a cabo sus transacciones, los participantes deben hacerlo a través de un broker o corredor de bolsa, que es una persona o entidad autorizada para actuar como intermediario en la compra y venta de productos financieros, a través de las plataformas y requisitos facilitados por las bolsas. 

Aunque la cámara de compensación actúa como comprador para cada vendedor y viceversa, y aunque todas las transacciones, cuando se efectúan dan la impresión de ser unilaterales, es importante enfatizar que cada Futuro comprado o vendido tiene como contraparte un coberturista o un inversionista, que puede ser cualquier persona como tú o como yo.

El negocio de la bolsa

Como mencionamos anteriormente, muchas bolsas son empresas privadas; por lo tanto, son negocios que tienen el objetivo de generar utilidades. A cambio de brindar una plataforma comercial líquida y segura para los participantes, las bolsas cobran una comisión por cada transacción efectuada. 

Las comisiones, además, se extienden a los servicios brindados por las cámaras de compensación y los corredores de bolsa; es decir, estas entidades también cobran comisiones a los participantes que utilizan sus servicios. 

Movimientos del mercado

Todo mercado tiene propiedades intrínsecas como la volatilidad, que, en el caso de los Futuros de café, se refiere a la variabilidad de los precios.

Esta volatilidad responde a varios factores, entre ellos, los sentimientos experimentados por los participantes de los mercados. 

Por ejemplo, en los mercados agrícolas, cuando hay tranquilidad y confianza en que el suministro de una materia prima será estable en el futuro, se reduce la volatilidad y los precios tienden a bajar, pues los compradores no ven la necesidad urgente de asegurar el suministro para el futuro.

Por el contrario, cuando se teme un desabastecimiento, la volatilidad tiende a incrementarse y los compradores empiezan a realizar compras anticipadas de producto para garantizar su abastecimiento, y los precios tienden a subir. 

Las situaciones que fomentan la “tranquilidad” o el “temor” suelen variar, pero, seguramente sabemos que, en el caso del café, una helada o una sequía en Brasil es una situación que generalmente se relaciona con alzas en el  precio  (temor), mientras que una cosecha récord y reportes de mucho café en ese país (tranquilidad) se traducen en disminución en el precio.  

Los factores que tienen que ver con el balance de producción y consumo mundial, situaciones de la cadena de suministro, reportes climáticos con influencia en zonas cafetaleras, informes macroeconómicos de los principales países productores y consumidores, entre otros, se conocen como factores de Análisis Fundamental

Por otro lado, tenemos el Análisis Técnico que se basa en el análisis del comportamiento histórico y estacional de los precios de los mercados a través de gráficos, histogramas y otros indicadores con el propósito de intentar predecir cuál será el siguiente movimiento. 

Aunque es imposible predecir con exactitud los movimientos de precio que tendrá un mercado, conocer los fundamentos de estos dos tipos de análisis nos permite comprender temas básicos como tendencias de largo, mediano y corto plazo, movimientos en tendencia y contratendencia y objetivos de movimiento de precios para plantear estrategias de cobertura o de inversión, entre otros.

Si deseas profundizar en este tema recomiendo utilizar recursos gratuitos en línea para leer sobre la Teoría de Dow y la Teoría de las Ondas de Elliot.

El precio del café depende de muchas variables y experimenta variaciones que dependen, en parte, de las dinámicas del mercado. Comprenderlas permite a los caficultores y a todos los miembros de la cadena de suministro tomar mejores decisiones acerca de su producción y en las transacciones.

Sin embargo, aprender todo lo que conlleva el mercado es un tema extenso, pero no por ello complicado. En el próximo artículo, explicaremos con mayor detalle los Futuros de Café “C”, comúnmente conocidos como Contrato “C”. 

¿Disfrutaste este artículo? Entonces lee Fluctuación cambiaria: ¿cómo afecta el precio del café?

Crédito de las fotos: Jon Arnold, Henry Wilson y Julio Guevara.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete Aquí!