octubre 1, 2020

Economía Circular y Digitalización en el Sector Del Café

Desde hace algún tiempo, la industria cafetera en general ha estado presionando por una mayor sostenibilidad en cada fase de la cadena de suministro. Minimizar los residuos y cambiar a empaques biodegradables son, con justa razón, las principales prioridades en todo el sector. 

Sin embargo, también es increíblemente importante lograr un impacto a largo plazo mediante la aplicación de modelos circulares sostenibles en el sector del café y la digitalización de los principales procesos de la industria.

Sigue leyendo para saber más sobre qué es un modelo de economía circular, algunos ejemplos de cómo se está utilizando en el sector y cómo puede ser impulsado por la digitalización.

También te puede interesar Naturaleza vs. Cultivo: El Efecto en la Calidad Del Café

¿QUÉ ES UN MODELO DE ECONOMÍA CIRCULAR?

Para entender qué es la economía circular, primero debemos examinar la alternativa: el modelo de economía lineal.

El Modelo de Economía Lineal

El modelo lineal sigue un proceso muy simple: “tomar, hacer, desechar”.

Usemos como ejemplo la fabricación de teléfonos móviles. Una empresa toma las materias primas para construir un teléfono móvil. Luego, hace (o fabrica) el teléfono y lo vende. El teléfono se utiliza durante un período de tiempo, hasta que se daña o se vuelve obsoleto. El propietario del teléfono lo desecha.

Este modelo lineal se centra en el consumo de recursos y resultados, pero no es sostenible. Es un modelo basado en el desperdicio, especialmente al final del ciclo de vida del producto, ya que se desecha y a menudo no se recicla.

El Modelo de Economía Circular

El modelo de economía circular se basa en la autorenovación. Es un ciclo, en lugar de una serie de procesos con un principio y un fin. En lugar de desechar un producto o subproducto obsoleto, el modelo de economía circular busca reciclar, reparar, reacondicionar o incluso reinventar.

Hay una variedad de casos que muestran a empresas del sector cafetero en la búsqueda de reducir sus residuos. A nivel de finca, los tallos de café podados se utilizan para alimentar los hornos de los secadores de café. La pulpa de la cereza del café se utiliza como fertilizante o para producir cáscara. Algunas empresas incluso están desarrollando cápsulas de café compostables o reutilizables, y otras han desarrollado tazas a partir de los posos de café o del pergamino del café.

¿CÓMO AYUDA ESTO A LOS CAFICULTORES?

Al implementar un modelo de economía circular, mejoramos la sostenibilidad a lo largo de la cadena de suministro. Al mejorar la sostenibilidad, proporcionamos a los caficultores la capacidad de invertir en sus fincas y crecer.

A medida que las fincas crecen y mejoran tanto la productividad como la calidad de sus cultivos, los exportadores pueden comprometerse a comprar una cantidad cada vez mayor de su producción, en lugar de elegir con pinzas los mejores cafés de microlotes. Entonces, esto proporciona al caficultor más ingresos, permitiéndole invertir en su finca y comenzar nuevamente con el ciclo.

Un Modelo de Economía Circular en África Oriental

Actualmente, millones de productores de café en África Oriental se encuentran en una situación crítica. Esto se debe a una serie de factores, como los bajos niveles de productividad, la falta de acceso a créditos, las dificultades de acceso a los mercados, una infraestructura deficiente, los bajos precios del café y muchos más.

Sucafina es una empresa sostenible líder en el sector del café con un modelo “de la finca al tostador”, cuya sede principal se encuentra en Suiza. Tiene operaciones en el origen en toda África Oriental, América Latina y Asia. Para apoyar a los caficultores de África oriental, Sucafina creó la Iniciativa Farmer Hub.

La Iniciativa Farmer Hub está diseñada como un modelo sostenible y circular que proporciona a los caficultores un mejor acceso a los recursos y bienes. Lo hace de varias maneras en distintos países.

Para entender cómo funciona la iniciativa, hablé con Justin Archer, director de operaciones de Sucafina para África Oriental y gerente de sostenibilidad. Él dice: “Trabajamos de manera circular con los caficultores. [Les] compramos y también proporcionamos los servicios y bienes necesarios a precios favorables para la comunidad. Por lo tanto, ese es el tipo de círculo al cual nos referimos con este modelo”. 

Este modelo circular también permite a los productores utilizar sus activos durante todo el año. De esta manera, los caficultores generan y liberan más ingresos, cubriendo sus costos de manera más efectiva. Esto crea un ciclo más sostenible, todo el año.

Darshit Shah es jefe de proyectos estratégicos de RWACOF, un exportador de café ruandés que forma parte del Grupo Sucafina. Él dice: “Nuestras operaciones en cada uno de los países de África Oriental se adaptan a las diversas dinámicas de la cadena de suministro de cada país.

“Por lo tanto, las necesidades de los caficultores, y en consecuencia nuestros enfoques, en cada uno de estos países son altamente especializados. Sin embargo, el tema común en las iniciativas de los centros de cultivo es tener un impacto positivo en el sustento de los caficultores”.

La Iniciativa Farmer Hub se desarrolló para apoyar a los caficultores de los países productores de café de África oriental, entre ellos Ruanda, Kenia y Burundi. 

Abarrotes en Las Estaciones de Lavado de Burundi 

En Burundi hay unas 600.000 pequeñas fincas cafetaleras. 

Hablé con Luis García, director nacional del Grupo Sucafina en Burundi. BUGESTAL, la rama de estaciones de lavado de café de Sucafina en el país, trabaja con un socio local que también posee estaciones de lavado privadas en las zonas rurales de Burundi.

Luis dice: “A través de la iniciativa de Sucafina, East Africa Farmer Hub, nuestro proyecto en Burundi gira en torno a ofrecer productos básicos a precios de mayorista a sus comunidades de caficultores”.

“Los caficultores en el interior de Burundi son muy vulnerables a los cambios en los precios de los productos básicos. Además, los intermediarios de toda la cadena de suministro de aquellos bienes obtienen márgenes significativos, lo cual infla los precios finales para los caficultores”. 

Para resolver esto, BUGESTAL trabajó en asociación con las comunidades locales para fundar una cadena minorista llamada Akacu, que significa “Nuestra”. Las tiendas Akacu ofrecen productos al por mayor a las comunidades locales, pero también promueven el espíritu de emprendimiento local. Funcionan como franquicias, lo cual significa que las ganancias se quedan en la comunidad.

“Les damos a los empresarios la marca y los procedimientos operativos, los equipamos con mobiliario básico y un sistema informático para operar sus tiendas, y lo más importante, utilizamos nuestra escala para negociar precios competitivos para los bienes que venden”. Como parte del Grupo Sucafina, BUGESTAL también compra bienes a precios más bajos, y transfiere este descuento a los caficultores. 

Actualmente, las tiendas Akacu están ubicadas exclusivamente en 9 estaciones propiedad de BUGESTAL y las 13 estaciones de lavado de su socio. El objetivo es abrir 28 tiendas adicionales fuera de las estaciones de lavado para llegar a un público rural más amplio para finales de 2020, y otras 150 para finales de 2021.

Justin dice: “Nuestra intención aquí, desde una perspectiva de sostenibilidad, es tratar de reducir el costo de vida de los caficultores. Si pueden comprar productos alimenticios a precios reducidos, entonces tiene algún impacto en su economía local”. En teoría, este crecimiento económico llevaría a un aumento de los niveles de productividad.

Diversificación de Cultivos y Banca Digital en Ruanda

Además de ser una de las economías de más rápido crecimiento en África, Ruanda alberga a unos 400.000 caficultores de pequeña escala. 

Al igual que en Burundi, hay negocios al menudeo ubicados en todas las estaciones de lavado de Ruanda para aumentar el acceso a los productos básicos. En estos comercios, los caficultores también pueden intercambiar directamente sus cerezas de café por otros productos.

Sin embargo, estas tiendas aceptan algo más que las cerezas de café de los productores. Justin me dice que muchos caficultores en Ruanda también producen maíz. Esto mantiene su estabilidad fuera de la temporada de cosecha del café y utiliza el equipo agrícola existente.

Las mazorcas de maíz se secan en las mismas camas elevadas que se utilizan para secar las cerezas de café. Esto significa que las camas se utilizan a su máxima capacidad durante todo el año, en lugar de estar vacías por meses durante la temporada baja. La infraestructura agrícola se utiliza al máximo, lo cual genera ingresos adicionales para el caficultor. En consecuencia, los costos operacionales disminuyen para todos, incluidos el caficultor y Sucafina. Todos ahorran dinero y se benefician. 

Según Darshit, “la mayoría de los cultivadores de maíz en Ruanda cosechan, secan y pelan el maíz en sus casas o a través de cooperativas”. Al ofrecer la compra de maíz en negocios al menudeo, Sucafina diversifica sus ingresos y apoya a los caficultores para que tengan una mayor estabilidad.

Otro servicio que se está en fase de prueba en Ruanda a través de Farmer Hub es una nueva plataforma bancaria en línea para los caficultores. Entre el 75 y el 80% de la población total de Ruanda tiene acceso a teléfonos móviles, pero muchos caficultores todavía no tienen acceso a los bancos. La mayoría de ellos viven en zonas rurales remotas, mientras que los bancos están situados a cientos de kilómetros de distancia en las ciudades.

Justin dice: “En Ruanda, hemos transformado las estaciones de lavado en agencias bancarias”. A través de la iniciativa Farmer Hub, RWACOF se ha asociado con el Equity Bank para establecer las agencias bancarias en estas estaciones de lavado. 

Esto significa que los caficultores pueden dirigirse a las estaciones de lavado, abrir una cuenta bancaria, depositar dinero, transferirlo a otras cuentas y retirar dinero en efectivo. También permite a los caficultores acceder a créditos, y pagar o abonar utilizando las cerezas que entregan en la misma estación de lavado.

Justin me dice que, desde que comenzó el proyecto, han abierto aproximadamente 14.000 cuentas bancarias para los caficultores ruandeses. 

Darshit dice: “El siguiente paso y la gran aspiración es que los caficultores puedan acceder a préstamos para la preparación de la finca y las necesidades de dinero durante la temporada baja, pagos escolares, seguros médicos, zapatos, etc.”.

“Al compartir la información y garantizar [la capacidad de generar] transacciones, por fin estamos avanzando en la facilitación de estos préstamos”.

Análisis Digital de Los Suelos en Kenia

El café en Kenia se produce tanto en pequeñas fincas cafetaleras (de las cuales hay alrededor de 700.000) como en grandes fincas. Si bien la agricultura en el país está razonablemente desarrollada, hay algunas prácticas que todavía podrían perfeccionarse. Un ejemplo es la aplicación correcta de los fertilizantes. Una buena fertilización mejora la productividad y, por lo tanto, la rentabilidad de las fincas.

Mette-Marie Hansen es directora general de Kenyacof, que forma parte del Grupo Sucafina. Ella dice: “Hemos aprendido que la mayoría de los pequeños caficultores no conocen la calidad de su suelo o los nutrientes disponibles. Aplicar un fertilizante equivocado normalmente significa un gasto de dinero, y el producto utilizado no contribuye a la fertilidad del suelo”.

También, explica que al evaluar el suelo de los caficultores, Kenyacof puede recomendar fertilizantes adecuados para asegurar una óptima absorción de nutrientes. Esto crea un suelo más fértil y hace que el cultivo del café sea más productivo y sostenible. 

Mette-Marie cuenta que Kenyacof también ha puesto en marcha una iniciativa para emplear a jóvenes (en edad legal para trabajar) provenientes de las comunidades que representan para llevar a cabo los análisis de suelos. Ella dice que el plan es convertirlo en una ocupación a tiempo completo, que abarque no solo las fincas de café, sino también otros cultivos y alimentos para animales. Ella dice: “El número de caficultores previsto para 2020 es de 5.000. El objetivo es analizar el mismo suelo nuevamente en los próximos 12 meses, para ver los resultados”.

“Una aplicación (Kahawa Soil App) se conecta con el escáner y proporciona un informe del estado del suelo. El informe del estado del suelo está disponible en el smartphone del agente dentro de los 10 minutos siguientes, e indica el nivel de nitrógeno total (N), fósforo total (P) y potasio intercambiable (K) en el suelo, así como el nivel de pH, carbono orgánico, temperatura del suelo y capacidad de intercambio catiónico”.

Dado que todos los datos se almacenan en la nube, el departamento de agronomía puede hacer un seguimiento con los caficultores. Al ayudar a los caficultores a analizar el suelo, estos pueden mejorar la calidad y, por lo tanto, la productividad de las plantas, lo cual beneficia tanto al exportador como al caficultor.

Sin embargo, la capacidad de análisis de suelos de esta aplicación no se limita solo al café. Se puede utilizar para otras áreas de la agricultura y para diferentes cultivos en conjunto. Debido a que la aplicación se puede utilizar para una serie de cultivos diferentes, es mucho más valiosa para los productores. Esto hace que el costo oportunidad de utilizar la aplicación (en términos de cuánto tiempo “cuesta” aprender) sea mucho menor.

Estos tres proyectos en Kenia, Burundi y Ruanda forman parte de una iniciativa más amplia que tiene un objetivo final simple: mejorar la utilización y los resultados para los caficultores.

Justin dice: “Empezamos hace un año y las tiendas ya [son muy concurridas]. Estamos comprando mucho maíz y abriendo muchas cuentas bancarias. 

“Al dirigir los recursos nuevamente hacia los caficultores y a sus comunidades, estamos desbloqueando un potencial incalculable: cadenas de suministro nuevas y más sostenibles para ambas partes, y acceso a recursos que mejoran el bienestar de las familias”.

La digitalización mejora el acceso de los caficultores, mientras que los modelos de economía circular tienen un impacto positivo para todos. Cuando ambos se implementan, benefician a toda la cadena de suministro. 

¿Disfrutaste este artículo? Entonces lee Guía a Las Subastas de Café Verde

Crédito de las fotos: Sucafina Specialty, RWACOF, Julio Guevara, Meklit Mersha, Photogenix Studio

Imagen principal: Joel, miembro del equipo de apoyo agrícola de Sucafina Specialty, inscribe a los caficultores en la plataforma digital Sucafina 

Ten en cuenta: Sucafina Specialty es patrocinador de Perfect Daily Grind.

Traducido por Tati Calderón. Traducción editada por María José Parra.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete Aquí!