10 de septiembre de 2020

¿Qué Tan Sostenible es el Empaque de tu Café?

La sostenibilidad es un tema relevante tanto para la industria del café de especialidad, como para el rubro de los empaques. En 2018, la ONU pronosticó que si el consumo y la gestión de los residuos no cambian, para el 2050 habrá unos 12.000 millones de toneladas de residuos plásticos en el mundo.

Las empresas en la industria del café de todo el mundo se han enfocado en crear una economía circular más sostenible. Están añadiendo valor a los productos y materiales que utilizan. De este modo, han progresado en la sustitución de los empaques desechables por alternativas «más verdes». 

Sabemos que los empaques desechables representan una amenaza para el ecosistema mundial. Sin embargo, hay formas de minimizar el uso de este tipo de empaques, como evitar los materiales fabricados a base de componentes fósiles y reciclar los empaques que ya están en circulación.

Para conocer mejor lo que hace que un empaque de café sea sostenible, hablé con Mark Zhou, fundador y presidente de MTPak Coffee.

¿QUÉ SON LOS EMPAQUES SOSTENIBLES?

El empaque representa alrededor del 3% del total de la huella de carbono en la cadena de suministro del café. Si los empaques de plástico no se adquieren, producen, transportan y descartan adecuadamente, pueden ser perjudiciales para el medio ambiente. Para ser verdaderamente «ecológico», el empaque debe ser más que solo reciclable o reutilizable; su ciclo vida completo debe ser sostenible.

El aumento global en el impacto de los empaques y los desechos de plástico en el medio ambiente ha llevado a realizar amplias investigaciones sobre alternativas más ecológicas. Por ahora, la atención se centra en el uso de materias primas renovables, la reducción de la huella de carbono a través de la producción y la reutilización segura de los materiales al final del ciclo de vida del producto.

Generalmente, los empaques se clasifican como rígidos o flexibles. Entre los empaques flexibles se incluyen las bolsas, fundas y mangas, mientras que los empaques rígidos incluyen, por ejemplo, cajas fijas, palets y cajones. 

Mientras que los empaques rígidos pueden ofrecer mayor apoyo y protección, los flexibles son generalmente más sostenibles. Debido a que se utilizan menos materias primas para crear empaques flexibles, estos tienen una menor huella de carbono y de agua, y en última instancia contribuyen mucho menos a los desechos en los vertederos. Flexible Packaging Europe estima que, si bien los empaques flexibles solo aportan el 10% de todos los materiales de empaque utilizados en el continente, sirven de empaque a más del 40% de los artículos.

La mayoría de las bolsas para los granos de café que ofrecen los tostadores de especialidad son empaques flexibles. Entonces, ¿qué más pueden hacer los tostadores para que sus empaques sean más sostenibles?

CONSERVAR TU CAFÉ DE FORMA SOSTENIBLE

Los empaques de calidad para café deben proteger los granos durante al menos 12 meses (aunque, de preferencia, el café debe consumirse mucho antes). 

Dado que los granos de café son porosos, absorben la humedad rápidamente. Al almacenar el café, debes mantenerlo lo más seco posible. Si los granos absorben la humedad, la calidad de la taza se verá afectada. Además, debes mantener los granos de café en un empaque hermético que los proteja de la luz solar. El empaque también debe ser fuerte y resistente a la abrasión.

Entonces, ¿cómo puedes garantizar que tu empaque cumpla todas estas condiciones y sea lo más sostenible posible?

Empaques de Café Multicapas

Las estructuras multicapas protegen los granos de café con una mayor eficacia que las estructuras de una sola capa. Una sola capa de material no suele proporcionar la resistencia necesaria, por lo cual, los empaques flexibles suelen tener un mínimo de dos capas. «Nuestra línea más reciente de bolsas para café totalmente reciclables tiene una capa de polietileno de baja densidad (PEBD) y una de alcohol etilénico vinílico (EVOH) que funciona como una barrera contra el oxígeno», explica Mark.

Sin embargo, las estructuras multicapas pueden crear confusión, especialmente para el usuario final. Cuando hay dos materiales diferentes en el mismo empaque, a menudo tendrán que ser separados para que se reciclen y se desechen de manera correcta. Un ejemplo común es un papel de aluminio dentro de una bolsa de polietileno (PE). 

El adhesivo entre los dos materiales puede dificultar su separación y procesamiento. Esto afecta la forma en que se recogen y se reciclan. En algunos casos, puede significar que terminen en un vertedero o que tengan que ser incinerados.

Cuando se elige un empaque de café multicapas, es importante asegurarse de que todos los componentes sean completamente biodegradables, compostables o reciclables. Mark subraya que esto no solo se aplica a las capas, sino también a las tintas y etiquetas. 

Si bien las tintas y las etiquetas deben adherirse perfectamente al empaque, también pueden contaminar el flujo de residuos. Mark me dice que MTPak utiliza «tintas de impresión y recubrimientos a base de agua, con bajos compuestos orgánicos volátiles (COV)», que son «compostables y se remueven fácilmente durante el proceso de reciclaje».

¿Qué Materiales Deberías Utilizar?

Dos de los materiales «verdes» más populares utilizados para fabricar bolsas de café son el papel kraft sin blanquear y el papel de arroz. Estas alternativas orgánicas están fabricadas con pulpa de madera, corteza de árbol o bambú. 

Aunque estos materiales por sí solos pueden ser biodegradables y compostables, hay que tener en cuenta que necesitarán una segunda capa interior para proteger los granos. Esta suele estar hecha de plástico.

El papel recubierto de plástico se puede reciclar, pero solo en instalaciones que cuentan con los equipos adecuados. Puedes comprobar con los establecimientos de reciclaje y procesamiento de tu zona y preguntarles si aceptan estos materiales.

BOLSAS PARA CAFÉ RECICLABLES, BIODEGRADABLES Y COMPOSTABLES

Muchos fabricantes de empaques están invirtiendo mucho tiempo y dinero en la investigación de los empaques biodegradables. Las opciones que se están considerando incluyen fécula de maíz, caña de azúcar, celulosa y pulpa de madera, así como varias otras formas de materia orgánica. 

Sin embargo, las opciones de empaque 100% biodegradable o compostable no están disponibles todavía. Solo alrededor del 60% del material utilizado para fabricar estas bolsas de café se descompondrá. El 40% restante consiste en capas no biodegradables, válvulas desgasificadoras y sistemas de sellado, que deben retirarse y colocarse por separado en el contenedor correspondiente. 

«La industria aún no está [en este punto]», explica Mark. «Las opciones más respetuosas con el medio ambiente en el mercado de los granos de café tostado podrían aún no estar disponibles en ciertas regiones, o no proporcionan suficiente protección para el transporte y el almacenamiento a largo plazo». 

Incluso en estas circunstancias, para que el empaque se descomponga con éxito y rápidamente, es necesario que se cumplan ciertas condiciones. Juliet Philips, una activista por los océanos perteneciente a la ONG británica Environmental Investigation Agency dice que si un empaque biodegradable llega a una corriente de agua, «podría suponer un problema tan grande para la vida marina como un vaso de plástico convencional».

Los materiales compostables también presentan problemas similares. El compost de tu patio podría no contener los microbios necesarios para descomponer los materiales de las bolsas de café hasta sus componentes orgánicos, e incluso si es el caso, necesitarás asegurarte de utilizar el equipo adecuado. 

En algunos casos, el reciclaje es en realidad mucho más beneficioso para el medio ambiente que el compostaje. Por ejemplo, si los componentes de una bolsa de café se reciclan, tienen la posibilidad de ser muy útiles en diferentes industrias. El polietileno de baja densidad, que es el tipo utilizado en las bolsas de MTPak, a menudo puede reutilizarse como bolsas de basura, películas de material para la construcción y la agricultura, muebles, entre otros.

¿CUÁL ES LA MEJOR OPCIÓN?

Entonces, ¿qué tipo de empaque ecológico es el más adecuado para ti? 

Esto se reduce a dos cosas: tus necesidades y la capacidad de gestión de residuos que tienes a disposición. Si la instalación a la cual acudirías para procesar un determinado material está lejos, por ejemplo, el tiempo de transporte hará que tu huella de carbono aumente. En este caso, podría ser mejor elegir materiales que puedan ser procesados de forma segura en tu área.

«Las bolsas más ecológicas con menos barreras protectoras pueden no ser un problema cuando se vende el café recién tostado a los usuarios finales o a las tiendas de café, siempre que lo consuman rápidamente o lo guarden en un recipiente con mayor protección», agrega Mark, «pero si el café tostado viajará largas distancias o permanecerá en los estantes por un tiempo prolongado, considera cuánta protección requerirán».    

Una bolsa totalmente reciclable puede ser una gran manera de minimizar el impacto ambiental. También puedes buscar una bolsa que combine materiales biodegradables y reciclables. Sin embargo, en este caso, siempre debes asegurarte de que los materiales individuales se puedan separar.

Además, no importa qué opción de empaque sostenible elijas, asegúrate de comunicarlo a tus clientes. Es importante que tu negocio sea percibido como sostenible. Dile a tus clientes qué hacer con la bolsa de café vacía y ofréceles soluciones. Empresas como The Coffee Factory, por ejemplo, proporcionan información en su sitio web sobre la posibilidad de reciclar o compostar sus bolsas. 

El empaque es esencial para mantener el café protegido en su viaje de la tostaduría a la taza. Permite un transporte seguro, conserva los sabores y aromas, prolonga la vida útil y, si se procesa correctamente, reduce los desechos. No hay duda de que los investigadores y los fabricantes de empaques seguirán mejorando las soluciones con el objetivo de ofrecer bolsas de café 100% sostenibles. 

Mark me dice que, «el objetivo es seguir el enfoque ‘de la cuna a la cuna’, en lugar de ‘de la cuna a la tumba'». Mientras tanto, los tostadores, las tiendas de café y los consumidores pueden contribuir a la minimización del impacto ambiental producto de su consumo de café.

Por lo tanto, cuando hables con tu proveedor de empaques, pregúntale sobre los materiales que utiliza para la estructura, cierres herméticos, tintas, etiquetas y válvulas de desgasificación. Consulta también con la empresa de gestión de residuos de tu zona y asegúrate de comunicarle a tus clientes cómo deshacerse de sus bolsas correctamente. Al crear conciencia y facilitarles las cosas, hay mayores posibilidades de que tus empaques de café entren en la corriente correcta de desechos y sean procesados de manera sostenible.

¿Disfrutaste este artículo? Entonces lee Cómo Limpiar y Hacer Mantenimiento a tu Máquina de Espresso

Crédito de las fotos: MTPak CoffeeGold Box Dubai, Cris Flores, Calvin Craig, Neil Soque

Ten en cuenta MTPak Coffee es patrocinador de Perfect Daily Grind

Traducido por Tati Calderón. Traducción editada por María José Parra.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete Aquí!