agosto 21, 2020

Cómo Mejorar tu Preparación de Café Con la Prensa Francesa

La prensa francesa (o cafetera de émbolo) es uno de los dispositivos de extracción más antiguos y populares del mundo. Es económica, fácil de usar y, en general, bastante consistente, por lo que es un método sencillo para disfrutar de un café especial en casa.

Si usas la prensa francesa regularmente, tal vez quieras saber si hay algún modo para mejorar la calidad del café que preparas, o si la puedes usar para preparar otras bebidas a base de café. 

¿Sientes curiosidad por saber lo que es capaz de hacer tu prensa francesa? Sigue leyendo para descubrir cómo mejorar tu técnica y preparar un café de mejor calidad o crear bebidas completamente nuevas.

También te puede gustar Compra de Café: 5 Consejos para Participar en Subastas en Línea

¿POR QUÉ USAR LA PRENSA FRANCESA?

La prensa francesa es un método de preparación de inmersión, lo cual significa que el café se extrae mientras está completamente sumergido en agua. Después de dejarlo en infusión durante cierto tiempo, se baja el filtro para separar la molienda del café extraído. Dado que el filtro es más poroso que, por ejemplo, un filtro de papel que se usa para un método de vertido, deja pasar más aceites del café. Sin embargo, debido a esto, hay más probabilidades de que haya pequeñas partículas de café molido en el fondo de tu taza.

Amael Candanedo es propietario de la tienda de café especial Siete Granos en Panamá. Él recomienda a quienes preparan café en casa, experimentar con la prensa francesa: “Te permite ajustar las variables. Es económica y hay de todos los tamaños y todos los materiales, así que es accesible. Por último, no necesitas muchas herramientas para ejecutar el método. Es muy fácil de usar, y puedes preparar varias tazas a la vez”.

Si se compara con otros métodos de extracción, la prensa francesa también es más indulgente si no eres preciso. La barista costarricense Fabiola Solano, dice: “Con algunos métodos de vertido, debes tener mucho más cuidado cómo viertes el agua y de no hacerlo demasiado rápido. Con la prensa francesa no existe este riesgo. Es casi infalible”. 

“Para una persona que quiere probar el café especial por primera vez, es un método muy bueno para empezar”.

EMPIEZA CON UNA RECETA ESTÁNDAR 

Cuando experimentas con cualquier método de preparación, deberías usar una receta estándar para asegurarte de que puedas repetir el experimento y tomar notas de cualquier cambio. 

Si no tienes una receta que sueles usar, esta es una estándar para prensa francesa de la Asociación de Cafés Especiales. Al igual que con la mayoría de los métodos de preparación, querrás asegurarte de tener agua filtrada, café en granos, un molino, una tetera, una balanza, un temporizador, una cuchara y una taza para servir, así como una prensa francesa.

Esta receta es para tres porciones y requiere: 

  • 36 g de café, molienda entre media y gruesa
  • 660 ml de agua, calentada a 93,5 °C
  • Agua adicional a 93,5 °C para precalentar 

Para cada porción adicional, agrega 12 g más de café y 220 ml más de agua, pero asegúrate de que tu prensa sea lo suficientemente grande.

Empieza con precalentar la prensa francesa con el agua caliente adicional. Descarta esta agua, luego agrega el café. Para obtener mejores resultados, deberías moler el café justo antes de prepararlo. Inicia el temporizador y vierte 540 g de agua caliente en la jarra, saturando por completo la molienda. Coloca la tapa sin bajar el émbolo.

Luego de dos minutos, levanta la tapa y mezcla delicadamente el café. Agrega los 120 g de agua restantes, luego quita los aceites y la molienda que flota en la superficie de la preparación. 

Coloca la tapa de nuevo, espera cuatro minutos y presiona lentamente el émbolo hasta el fondo. Vierte y sirve el café.

MODIFICAR LAS VARIABLES DE PREPARACIÓN Y EXPERIMENTAR

Debido a que la prensa francesa es tan fácil de usar, es un punto de partida excelente para las personas que preparan café en casa y quieren experimentar.

Giancarlo Effio es el propietario de Mentiritas Blancas, una tienda de café especial en Panamá. Él dice que gracias a la simplicidad de la prensa francesa, es fácil para quienes preparan café en casa entender los factores que entran en juego a la hora de preparar café. También, afirma: “Hay algunas cosas que puedes manipular que tendrán un impacto dramático en tu extracción, y esto te puede ayudar a comprender cómo funciona”.

Muchos factores pueden influir en tus resultados, como el tamaño de la molienda, la temperatura del agua, el filtro que se elige, la calidad del agua, la proporción entre café y agua y la intensidad de la agitación. Jugar con uno o más de estos elementos cambiará el sabor de tu café. Por ejemplo, si te parece que el café es demasiado amargo, es posible que se haya sobreextraído, así que puedes agregar más agua. En cambio, si es acuoso o agrio, tal vez se haya subextraído y una molienda más fina podría dar como resultado un sabor más rico.

Giancarlo explica: “Cuando cambies uno de estos factores, verás cambios interesantes en la taza. Y estos son factores que intervienen en todos los métodos de preparación, pero con la prensa francesa es mucho más fácil, porque la prensa en sí, debido a cómo está construida, tiene una capacidad volumétrica definida. Entonces, hay un límite para la cantidad de agua que puedes usar y eso hace más fácil para ti para crear recetas”.

MEJORAR TU TAZA

Uno de los mayores problemas de la prensa francesa es que deja sedimentos en el fondo de la taza. La manera más fácil de mejorar el café preparado en una prensa francesa es quitarlos o reducirlos.

La mayoría de las veces, se trata de un problema con la calidad de tu filtro. Cambiar la malla del filtro que viene normalmente con la prensa francesa es una opción, pero también puedes agregar un filtro de tela o papel en la jarra antes de preparar el café. Otra alternativa es decantar el café a través de un filtro de papel o tela una vez que esté listo.

Además de esto, no te olvides de quitar o “romper” la costra que se forma en la parte superior de la jarra antes de bajar el émbolo. Esto empujará más sedimentos hacia el fondo de la jarra, lo cual significa que no escaparán del filtro. Algunas personas recomiendan incluso retirar la costra una vez mientras se extrae el café, y luego de nuevo antes de bajar el émbolo.

PREPARAR OTRAS BEBIDAS CON TU PRENSA FRANCESA

La prensa francesa es mucho más versátil de lo que gran parte de la gente espera. Con unos pequeños ajustes, incluso puedes usarla para crear una gran variedad de bebidas.

Por ejemplo, si no tienes una máquina de espresso a mano, puedes utilizar tu prensa francesa para preparar un café más concentrado para usar en un cappuccino o cualquier otra bebida a base de café. Simplemente usa menos agua y más café para aumentar la extracción de la preparación. De ninguna manera es un verdadero espresso, pero puede ser un sustituto decente para la preparación en casa.

También, puedes usar tu prensa francesa para cremar leche o crear la espuma para una bebida a base de café, e incluso separarlas. Esto significa que puedes recrear cappuccinos y lattes dignos de una tienda de café en tu cocina.

Incluso, puedes usar tu prensa francesa para preparar café cold brew.  Recomiendo empezar por usar agua filtrada a temperatura ambiente con una molienda de tu elección y dejarlo reposar por 16-24 horas antes de bajar el émbolo. Usa una relación de café y agua de entre 1:4 y 1:5.

Giancarlo dice también que él a veces agrega frutos deshidratados cuando prepara café con la prensa francesa, infusionando el agua con los frutos secos. Kiwanda Café recomienda combinar un litro de agua a temperatura ambiente con “dos o tres porciones” de fruta cortada en trozos pequeños y dejarlo reposar por más o menos dos horas. Luego, se puede filtrar el agua y usarla para preparar café.

Se podría considerar la prensa francesa como un dispositivo de extracción simple, pero esto no significa que tenga que producir resultados simples. Escribe tu receta y luego experimenta con algunos de los puntos anteriormente mencionados para ver si puedes agregar un poco de estilo a tu café de prensa francesa.

¿Disfrutaste este artículo? Lee ¿Deberías Moler Más Fino Para un Mejor Café de Prensa Francesa?

Crédito de imágenes: Manuel Otero, Neil Soque, Miguel Regalado

Traducido por Laura Fornero. Traducción editada por María José Parra.

Escrito por Manuel Otero.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete Aquí!