junio 23, 2020

Cómo Diseñar el Empaque Perfecto Para tu Café Tostado

El empaque de los granos de café ofrece más que solo protección ante los elementos ambientales mientras viajan de tu tostaduría a tus clientes. También sirve como el primer punto de encuentro con tu negocio, y la primera impresión es la que cuenta. 

Encontrar a alguien que produzca el empaque por ti es relativamente simple. Sin embargo, entender entender el valor y la función que tiene el empaque del café de especialidad, ya que garantiza que el café permanezca fresco, y lo presenta de forma precisa y positiva ante el público.

Para averiguar aquello que los tostadores necesitan saber sobre el diseño del empaque para su café de especialidad, hablé con Mark Zhou, fundador y director general de MTPak Coffee, una empresa que crea y personaliza empaques para tostadores de café de especialidad. Esto es lo que me dijo sobre la creación de una solución de empaque que armonice los beneficios de protección y el atractivo para el cliente.

Read this in English: Designing The Perfect Packaging For Your Roasted Coffee Beans

Todo, desde la estructura del empaque hasta los colores que utilizas, influirá en cómo lo ven los clientes.

LA PSICOLOGÍA DETRÁS DE UN EMPAQUE EXITOSO

Se han dedicado muchas investigaciones a averiguar la forma en que el empaque influye en las decisiones de compra de los consumidores y en la percepción de la marca. El año pasado, la facultad de Agricultura y Alimentación de la Universidad de Melbourne llevó a cabo un estudio sobre los efectos que el diseño de los empaques tiene en la aceptación sensorial de los clientes y su disposición a comprar.

El estudio reveló que cuando los clientes compran un producto, consideran el tipo de empaque (formas, materiales, ventanas), la presentación de la marca (patrones, texturas, combinaciones de colores, transparencias, tipografía e imágenes) y el contenido (etiquetas, origen, fechas, información de contacto).

Esto significa que cuando los clientes se encuentran con tu café por primera vez, todos los elementos anteriores moldearán en conjunto su opinión sobre tu café, por lo tanto, aquellos elementos tendrán que combinarse de manera armoniosa. Aquí te contamos por qué el material, la estructura, el uso del color y la tipografía en el empaque, entre otros, son algunos de los elementos a los cuales debes prestar atención.

También te puede interesar Empaque Del Café Tostado: Tipos de Bolsas Para Elegir

El fondo de tu bolsa de café ofrece un valioso espacio de mercadeo, aunque solo incluya el nombre de tu marca y tu logotipo.

ELEGIR LA ESTRUCTURA CORRECTA PARA LA BOLSA 

El proceso de diseñar empaques para tus granos de café comienza con la estructura de la bolsa. Esto determinará cuánta información y detalles puedes compartir en tu empaque, así que tendrás que decidir lo que quieres que tu cliente sepa sobre tu producto. Si tu marca es bien conocida, puedes desplegar tu logotipo de forma prominente. De otro modo, tendrás que destacar los atributos de tu café, como el perfil de tueste, el origen y los métodos de preparación recomendados.

Si tu café posee alguna cualidad única, menciónala en este espacio. Destaca un microlote exclusivo con una foto del productor y su finca, o incluye información sobre cómo la compra del café beneficia directamente a los caficultores. Las palabras no siempre son necesarias, y los sellos de calidad o los logotipos de certificación también pueden implicar un cierto nivel de transparencia y responsabilidad social, al comunicar a tus clientes que el café es orgánico, producido de forma sostenible y autenticado como procedente de su origen.

Tendrás que decidir qué información vas a incluir y dónde, puesto que tu empaque tiene muchas caras en las cuales mostrar mensajes. Según Mark, “Las bolsas de café pueden tener de dos a siete caras, sin contar las características adicionales, como la ranura para tarjetas”. Esto significa que habrá espacio para imágenes o texto en sus caras tradicionales laterales (dos o cuatro), en la parte inferior, interior y superior. 

Mark menciona que las bolsas de fondo plano tienen superficies externas e internas estables, ideales para impresión. La impresión interior añade un elemento de sorpresa o se puede utilizar para resaltar el color de los granos proporcionando un contraste colorido con su color de tueste. Esto tiene el potencial de despertar la curiosidad de un cliente sobre lo que tus otras bolsas de café podrían tener reservado para ellos. 

Una ranura para tarjetas puede contener desde una tarjeta de visita con la dirección de tu tienda, hasta una tarjeta que se puede marcar luego de cada compra para un futuro descuento.

Si el espacio de impresión en el interior y el exterior no es suficiente, puedes añadir una ranura para tarjetas. Esto funciona bien con los empaques que se mantienen de pie, los cuales a menudo proporcionan menos espacio para la promoción de la marca. La tarjeta debe ser informativa y visualmente atractiva para que el cliente se sienta motivado a conservarla después de desechar la bolsa. Por ejemplo, se podrían crear tarjetas coleccionables para cada origen de café en tu gama de productos, o incluir una tarjeta fechada que recuerde al cliente cuándo debe comprar su próxima bolsa de café. Esto hará que tu marca y tu café sean más memorables.

Si buscas un empaque que combine impresión y espacio de almacenamiento, las bolsas con fuelle lateral “son bolsas espaciosas [que] ofrecen opciones de diseños únicos para comunicar tu historia a los clientes manteniendo una estructura fuerte y sólida”, dice Mark. La principal ventaja de esta estructura es que los fuelles laterales pueden expandirse, adquiriendo una forma similar a una caja. Para aumentar su capacidad, se utilizan cintas de aluminio para sellar las bolsas (en lugar de los cierres herméticos que se ven en las bolsas de fondo plano). Esta opción es adecuada para volúmenes mayores de café, y para los clientes que desean un mayor control sobre la frescura de su café.

Una vez que hayas elegido la estructura ideal para tu empaque y la información que deseas comunicar sobre él, puedes dirigir tu atención hacia la elección del material.

Mostrar es mejor que narrar. Ofrece a los clientes un vistazo a tu perfil de tueste usando ventanas o un fondo transparente. 

ELEGIR EL MATERIAL CORRECTO PARA LA BOLSA 

Mark me dice que existen diferentes materiales de empaque y cada uno tiene una apariencia, textura y durabilidad distintas, que pueden o no adaptarse a tu café y a tu marca. La forma en que el material del empaque se siente al tacto también es importante. La investigación publicada por el Journal of Sensory Studies ha encontrado que la textura del empaque puede incidir en las percepciones del cliente sobre el producto, e incluso en cuánto disfruta del producto en sí.

Cualquiera que sea la opción que elijas, tendrá que ser fiel a los valores de tu marca y tu audiencia. Mark explica que un material ecológico, como el papel kraft o el papel de arroz de origen sostenible y 100% natural, pueden demostrar que tu empresa se esfuerza por adoptar prácticas ambientales saludables, desde la producción de café hasta el empaque para la venta al menudeo. Sin embargo, cada opción viene con sus propias reservas. Por ejemplo, este tipo de materiales naturales a menudo deben ser utilizados en capas para proteger el contenido a largo plazo.

Tu elección del material también afectará a la impresión hecha sobre el empaque. “Algunos patrones pueden verse mejor o diferentes sobre distintos materiales”, dice Mark. La técnica de impresión utilizada debe ser visible, como Mark dice, esto puede incluir “tintas a base de agua y varias técnicas, incluyendo barniz localizado, trabajo con UV, impresión en alto y bajo relieve. Esto [puede] crear una serie de efectos y acabados”.

Elegir colores simples para los empaques y utilizar un texto grande y fácil de leer hace que tu café sea fácil de identificar a distancia, y más accesible para los clientes.

ELEGIR LA TIPOGRAFÍA Y LOS COLORES CORRECTOS

Las pautas de marca que estableciste cuando comenzó tu tostaduría de café habrán incluido una selección de colores, tipografías e imágenes, las cuales, sin duda, habrás elegido dado que representan a tu negocio o a tu público. 

El empaque deberá integrar los colores y las tipografías existentes en tu marca. Sin embargo, si vas a vender varios artículos de tu gama de productos, es posible que tengas que variar el uso de los colores o la tipografía para garantizar que cada uno de ellos se diferencie fácilmente del resto. Por ejemplo, podrías mantener el rojo del empaque, en línea con tu estrategia de marca, pero poner en cursiva la tipografía en todos los cafés originarios de Kenia.

También, podrías adaptar el uso del color para que coincida con los distintos perfiles de tu café Por ejemplo, ¿el café en cuestión tiene un perfil cítrico y brillante? Añadir un toque de naranja a tu diseño puede aumentar sus posibilidades de resaltar y de asociarlo con su perfil de taza. ¿Vendes cafés exclusivos de subasta? Mark dice que puedes aportar un toque de exclusividad y lujo utilizando letras metalizadas.

Asegúrate de que tu elección de tipografías y colores funcione con el tamaño, la estructura y el material de tu empaque. Por ejemplo, la cursiva puede ser adecuada para bolsas de muestra para consumidores finales, pero puede ser invisible cuando se emplea en una bolsa de un kilogramo con fuelle lateral. 

La accesibilidad también es algo que debe considerarse. Dado que quieres que tu café sea fácil de reconocer cuando se coloca en un estante con otras bolsas de café, tus bolsas también tienen que ser fáciles de utilizar. Los empaques deben ser de fácil manejo, fáciles de abrir y cerrar, cuando corresponda para tu público. Por ejemplo, muchas personas podrían considerar que las bolsas con cierre hermético son más fáciles de manejar que las que tienen cintas de aluminio.

Al añadir copos de nieve dorados a tus empaques de café, la marca está comunicando visualmente que el café fue diseñado para la temporada festiva. 

NO TE OLVIDES DE LOS EMPAQUES SOSTENIBLES 

Las opciones modernas de empaque enseñan que nunca ha sido más fácil crear algo que preserve los sabores y aromas que te has esforzado en resaltar durante el tueste, además de considerar el medio ambiente.

Sin embargo, mientras los consumidores Millennials y de la Generación Z siguen dominando el mercado de las bebidas, exigen cada vez mayor transparencia y ética en las etiquetas y los empaques de los productos. “Estamos explorando constantemente soluciones de empaque que sean reciclables o biodegradables”, me dice Mark. “Es importante para nosotros, nuestros clientes y los consumidores de café”. 

Esto es algo que tendrás que considerar en cada punto del proceso, y va más allá de comunicar cómo tu café fue cosechado y procesado de una manera amigable con el medio ambiente. Mark sugiere que comuniques claramente en las etiquetas los detalles de tu empaque ecológico. Por ejemplo, puedes añadir una breve guía sobre cómo desechar la bolsa correctamente o mencionar cómo el reciclaje ahorra recursos naturales.

Utilizar papel kraft reciclable para tus empaques puede comunicar, sin decir una palabra, el compromiso de tu marca con la ecología. 

Ya sea que diseñes tu empaque de principio a fin o confíes el proceso a otra persona, Mark destaca la importancia de comunicarte abiertamente con tu proveedor de empaques, ya que debería brindarte apoyo, desde el concepto y el diseño hasta la fabricación, la impresión y la entrega. También debería permitirte explorar sus procesos de fabricación y solicitar muestras.

Manejar este tipo de relación no es fácil cuando diriges una tostaduría a tiempo completo. Sin embargo, si te asocias con un proveedor de empaques que comparta tus valores y tu pasión por el café, puedes estar seguro de que tus ideas se convertirán en objetos tridimensionales que ayudarán a que tu negocio prospere. 

Crédito de las fotos: Allie Smith, MTPak Coffee, Neil Soque, Calvin Craig.

Ten en cuenta: Este artículo ha sido patrocinado por MTPak Coffee.

Traducido por Tati Calderón. Traducción editada por María José Parra.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete Aquí!