junio 1, 2020

¿Qué es un Macchiato?

Macchiato es una palabra italiana que significa más o menos ‘manchado’, y se utiliza habitualmente para describir la bebida de café que lleva el mismo nombre. Pregúntale a la mayoría de los fanáticos de la bebida cómo la preparan y te dirán que se agrega un poco de leche a un shot de espresso.

Aunque esto es correcto, no hay una cantidad universalmente aceptada de leche. Esto significa que si pides un macchiato en diferentes tiendas de café, podrías recibir bebidas muy distintas. Aquí te contamos de dónde proviene el macchiato, cómo se sirve en la actualidad y cómo podría evolucionar en el futuro.

Read this in English What Is a Macchiato?

A barista serving an espresso in a blue mug

¿Quién Inventó el Macchiato y Cómo se Prepara?

El macchiato se creó probablemente en Italia en los años ochenta por baristas que querían hacer una distinción entre el pedido de un simple espresso y uno con un poco de leche. Una bebida similar se consume en Portugal y se llama café pingado o café con una gota de leche. Esto significa que la receta de un macchiato dependerá de la proporción de leche y espresso que se utilice, teniendo en mente que muchos consideran que un cortado consiste de partes iguales de leche y espresso y que un piccolo latte es un shot de espresso cubierto con leche y espuma. 

Hay otras bebidas que comparten el mismo nombre del macchiato, que hacen que sea difícil distinguirlo. Por ejemplo, en Australia, puedes pedir un macchiato grande, que está compuesto por dos shots de espresso y un dash (o chorrito) de leche. También puedes pedir un caramel macchiato de Starbucks, que es una bebida que se inventó en los años noventa y está compuesta por leche texturizada a la que se agrega un poco de espresso y se cubre con sirope de caramelo o saborizante. 

Para una definición más precisa de la bebida, hablé con cuatro profesionales del café de diferentes partes del mundo para saber lo que opinan de este tema.

También te puede gustar Crema: Qué es, Cómo se Crea y Qué Nos Puede Enseñar

Cada Uno Tiene un Macchiato Ideal Diferente

Lauro Fioretti es el director de conocimiento y educación en Simonelli Group, un fabricante de equipos para café. Él explica que existen dos bebidas diferentes: el macchiato y el espresso macchiato. En general, el primero se sirve en un vaso alto y consiste en un espresso, leche fría y leche caliente en capas uno sobre el otro. El espresso macchiato es más pequeño y se sirve en una taza de espresso. Esta taza se llena casi hasta el borde con una dosis regular de espresso y se agrega leche cremada para llegar al borde.  

Al hablar con dos profesionales más, se hizo evidente que muchos preparan el macchiato con espuma en lugar de leche. Ollie Futcher, tostador principal en Saint Espresso en Londres, cree que el macchiato es “un espresso doble (a menos que se indique otra cosa) con espuma de leche con textura suave que se agrega encima con una cuchara”. Mikael Jasin, director de So So Good Coffee Company en Yakarta, Indonesia, está de acuerdo con que un macchiato está hecho con “un shot lleno de espresso y una cucharada de espuma de leche”.

Aunque Lauro cree que la base del espresso macchiato debería contener un shot de espresso y un poco de leche, reconoce que algunas tiendas de café en Italia lo personalizan con arte latte o hacen otros cambios. “Hay personas que solamente agregan espuma sobre el espresso, hay personas que solamente añaden leche caliente y personas que agregan leche fría”. Sin embargo, Ollie coincide en que la bebida se suele personalizar, ya que a menudo pregunta al cliente si quiere además leche caliente.

A barista grinding coffee for an espresso

¿A Quién Atrae el Macchiato?

Ya sea que esté hecho con leche o con espuma de leche, el macchiato es una bebida dominada por el espresso. El espresso macchiato tradicional es popular en muchos países, ya que no es tan fuerte como un espresso, pero no está tan diluido como un latte. Lauro dice: “es un lindo compromiso entre estas dos bebidas. Quienes prefieren algo más suave que el espresso…por lo general, eligen un espresso macchiato. Puede ser una buena alternativa al latte o cappuccino en la mañana o al mediodía”. El campeón de barismo de Suiza de 2017 André Eiermann de Victoria Arduino Australia está de acuerdo con que la bebida es más apta para alguien que quiere algo menos intenso que un espresso. Él dice: “Es una bebida con leche a base de espresso, armoniosa para los amantes del espresso que buscan un toque adicional de dulzor y cremosidad de la leche”. Ollie está de acuerdo y afirma que es “un equilibrio entre un cliente que no quiere el impacto completo del espresso, pero le gusta conservar la fuerza de los sabores en la taza. La espuma de leche agrega textura a la bebida, aunque no diluye demasiado el espresso.”

En un mercado donde la leche vacuna está cayendo en desgracia entre los clientes, el espresso macchiato podría considerarse como una opción más saludable, ya que solo contiene una pequeña cantidad de leche o espuma; algo que además no aumentará las calorías de la bebida. André dice que “atrae a los consumidores de café que se preocupan por las calorías o los entusiastas de bebidas a base de leche que no quieren beber mucha leche”.

Lauro coincide diciendo que, “debemos considerar también el aspecto nutricional de la bebida…[el] espresso macchiato…sumará muchas menos calorías que un latte o un cappuccino”. Mikael agrega que esto también podría disminuir la cantidad de azúcar que se agrega a la bebida, ya que “la espuma de leche está para endulzar el café sin usar azúcar, así que se considera como…una opción saludable”.

Flat white in a white cup, with a glass of water in a wode surface seen from above

¿Cómo Evolucionará el Macchiato en el Futuro?

Es obvio que el macchiato atrae a algunos consumidores, a pesar de su receta que difiere de una tienda de café a otra. Ollie cree que seguirá haciendo esto, y que las versiones futuras de la bebida tendrán menos leche que antes a medida que los tostadores empiezan a tostar granos para crear un espresso más equilibrado que atrae a un público más amplio y necesita menos aditivos como la leche y el azúcar. Él explica que “es difícil preparar consistentemente un espresso con un sabor excelente que atraería a un público amplio. Hay tostadores que tratan de lograr resultados diferentes, ya sea que elaboren tuestes más oscuros y equilibren el amargor adicional con azúcar/leche/sal, y hay tostadores que ofrecen tuestes cada vez más claros a los consumidores tratando de usar soluciones similares para equilibrar la taza. A medida que un espresso se aproxima más a un mayor equilibrio en la taza y mayor consistencia, podrías ver a los clientes mostrar una tendencia a usar menos leche”.

Lauro cree que mientras las empresas empiecen a tostar sus cafés para resaltar sus mejores características, no necesitarán compensar con leche. Sin embargo, advierte que esto podría representar un reto para los baristas, ya que un espresso macchiato es “difícil de equilibrar, porque se debe comenzar con una taza equilibrada de espresso, dado que no es posible cubrir los defectos con la leche”.

André cree también que el éxito de la bebida podría estar afectado por quien la prepara, ya que “el shot de espresso debe ser siempre perfecto. No puedes esconder un espresso mal preparado en un macchiato. Personalmente, me gusta el desafío que enfrentan los baristas de mostrar sus mejores habilidades”.

Espresso made with a naked filter

Sin importar si se está hecho a base de espuma o leche, se podría decir que el macchiato es la bebida a base de café que contiene menos leche. Si bien esto tal vez fue parte de su encanto en el pasado, un aumento en la calidad de los granos de café podría significar que los futuros espressos no requieran leche. Sin embargo, esto dependerá de muchos factores, entre ellos, la demanda del mercado local así como las habilidades de los baristas en cuestión.

¿Disfrutaste de este artículo? Entonces lee Cómo Ajustar la Extracción Del Espresso y Crear Nuevas Recetas

Crédito de las imágenes: Nuova Simonelli

Traducido por Laura Fornero. Traducción editada por María José Parra.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete Aquí!