marzo 31, 2020

¿Por Qué Las Cápsulas de Café Especial Aumentan su Popularidad?

Para los consumidores de café, las cápsulas han sido tradicionalmente un compromiso: mayor conveniencia, menor calidad. Pero a medida que crece su popularidad, también aumentan las versiones con café de especialidad. 

¿Qué tan buena puede ser una cápsula de café especial? ¿Y por qué son cada vez más populares? Descubrámoslo.

Read this in English Why Are Specialty Coffee Capsules Growing in Popularity?

Preparando café de cápsula con una cápsula.

¿Qué Son Las Cápsulas de Café Especial?

Las cápsulas fueron inventadas hace aproximadamente 44 años, y los dispositivos llegaron casi 10 años más tarde. Ahora es común ver estas máquinas en hogares, oficinas y restaurantes en todo el mundo. Más del 40% de los consumidores estadounidenses posee uno, mientras que en el Reino Unido, alrededor de un tercio de los hogares tenía un equipo en 2016.

Creemos que conocemos la historia de las cápsulas de café: las relacionamos con Nespresso, café de grado comercial, conveniencia y un impacto ambiental negativo. Pero los estudios recientes de la Universidad de Bath sugieren que las cápsulas tienen una mejor huella ecológica que el café de filtro y el espresso cuando se consideran todas las etapas, desde el cultivo hasta la extracción y el manejo de los desechos.

Y la calidad del café en cápsula también ha mejorado, impulsada por las empresas de café que adquieren granos verdes excepcionales. La calificación mínima de estos granos de especialidad es de 80 puntos de 100, lo cual significa que sus sabores, aromas y sensación en la boca son superiores. Además, el café calificado como especial puede, en teoría, dar como resultado precios más altos que se pagan a los caficultores en forma de primas por la calidad.

También te puede gustar Cápsulas de Café: ¿Tienen Lugar en el Café de Especialidad?

Cafetos cultivados bajo sombra en Hacienda El Roble, Colombia. Crédito: Hacienda El Roble

“En definitiva, el 90% del sabor de cualquier café depende del grano; si no sucedió en la finca, no sucederá en tu taza”, dice Amir Gehl de Difference Coffee, un fabricante de cápsulas de café especial compatibles con máquinas Nespresso.

Uno de los cafés que vende es la famosa y galardonada variedad Geisha de la Hacienda La Esmeralda en Panamá, de propiedad de la familia Peterson. Este café es conocido por sus notas delicadas y características. Rachel Peterson me cuenta que “todos los atributos del Geisha se manifiestan en la cápsula fuerte y claro”.

Cerezas de café maduras recién cortadas en Hacienda La Esmeralda, Panamá. Crédito: Hacienda La Esmeralda

Pero es bien sabido que el café molido pierde rápidamente sus sabores y aromas, produciendo una taza rancia. ¿Cómo se evita esto en las cápsulas?

Amir dice que todo se reduce a los materiales. “El café pierde el sabor principalmente por la desgasificación y la oxidación”, dice. “La barrera antioxígeno de muchos materiales de las cápsulas que se utilizan hoy, desafortunadamente, no es suficiente, así que incluso si contienen Arábica de alto puntaje, el café probablemente llegaría rancio”.

“Cada cápsula de Difference Coffee contiene menos del 1% de oxígeno residual, está cerrada herméticamente y se le ha aplicado nitrógeno para conservar la frescura de cada porción…El equipo necesita un sistema de pesaje que muele según el peso, que descartará cualquier cápsula con una diferencia de 0,5 g para que se mantenga la receta y se logre la consistencia”.

Otro factor en la calidad de las cápsulas es la manera en que se prepara el café. Utilizar agua de buena calidad, limpiar regularmente la máquina y lanzar un ciclo sin cápsula para que la máquina alcance la temperatura correcta ayudarán.

Una cápsula de Difference Coffee con café Geisha lavado de la Hacienda La Esmeralda. Crédito: Zsuzsa Zicho

Los Consumidores Están Cada Vez Más Interesados en Cápsulas de Café de Calidad

Las ventas de las cápsulas han estado creciendo a nivel global del 9% todos los años, en comparación con el índice de crecimiento del 1,6% de la industria cafetera en general. En 2016, cerca de un tercio de las ventas del mercado del café en Europa occidental eran de cápsulas. 

Para algunos en el mercado del café de especialidad, competir en este sector tiene simplemente sentido comercial. Y para los consumidores, resuelve muchos de los problemas que han tenido históricamente con el café especial: la incomodidad, la curva de aprendizaje empinada y el riesgo de arruinar una taza de café costoso al prepararlo de forma incorrecta.

“Aquellos que compran a menudo café especial pueden adquirir granos, pero para ello se necesitaría que el cliente tenga habilidades de preparación y, la mayoría de las veces, equipos costosos, así como tiempo. No es fácil hoy en día tener todo esto y gran parte de las personas no desean realmente convertirse en baristas”, dice Amir.

Oswaldo Acevedo es el propietario de Hacienda El Roble en Santander, Colombia, una finca de café famosa por su variedad única y rara: HR-61. Según él, ninguna otra finca en el mundo cultiva HR-61, que es conocida por sus notas florales y complejas y su cuerpo sedoso. Se ha vendido en subastas por precios más altos que el Geisha procesado de forma experimental. Él me dice: “Recién estamos aprendiendo acerca de las cápsulas de café especial. Sin embargo, creemos que las cápsulas seguirán creciendo”.

Al haber conocido por primera vez el concepto de las cápsulas de café especial en 2016, cuando Difference Coffee se adjudicó un lote de sus granos HR-61 en una subasta, él ve el valor que tienen para los consumidores. Hoy, dice que se siente “honrado” de que su café se sirva en cápsulas de Difference Coffee. 

“Un segmento numeroso de los consumidores de café de alta gama valora poder disfrutar los cafés más finos sin invertir demasiado tiempo y esfuerzo en la preparación. Las cápsulas son la respuesta perfecta para ellos y uno podría pensar que seguirán bebiendo café de esa manera”.

Colocando una cápsula de Difference Coffee en una máquina para cápsulas. Crédito: Zsuzsa Zicho

¿Por Qué Las Cápsulas Atraen Tanto a Los Consumidores?

Rachel Peterson me dice: “[Las cápsulas] son tan fáciles de preparar y disfrutar. No necesitas tener nada más que una máquina de café que funciona con cápsulas y disfrutar un café extraordinario…No hay que calcular las dosis, ni pesar el agua, ni preocuparse por el tamaño de la molienda, y no se necesita un cronómetro”.

Con las cápsulas, todo el proceso puede tardar menos de un minuto: las máquinas necesitan alrededor de 25 segundos para calentarse, mientras que el tiempo de extracción es de aproximadamente 20 segundos. Simplemente llenas el tanque de agua, colocas la cápsula en la máquina y presionas un botón.

Compáralo con la gran cantidad de equipos para la preparación de café especial, como las teteras para el vertido, los costosos molinos de fresas y las balanzas, así como el proceso de calibrar, moler y preparar en casa. Esto es cierto especialmente si alguien está usando un método de vertido o una máquina de espresso notoriamente complicados. Incluso la prensa francesa, que es relativamente sencilla lleva más tiempo, implica más lavado y requiere mucha atención con la temperatura del agua, el tiempo de extracción, entre otros.

Y nadie recomendaría usar una prensa francesa para preparar un Geisha de Hacienda La Esmeralda, un HR-61 de Hacienda El Roble, un ganador de la Taza de Excelencia de Ruanda o muchos otros cafés de especialidad que están disponibles en cápsulas.

Para una persona que prepara café en casa, las cápsulas facilitan y economizan el disfrute de la bebida. Y no debería hacer falta decir que, según múltiples estudios, la facilidad percibida en el uso da como resultado un mayor interés por parte de los consumidores.

También, hay otras ventajas que atraen a los consumidores. Primero, no dependen de las fechas de tueste. En lugar de comprar un paquete de café de 250 g que es mejor utilizar cuando está fresco y luego calcular para cuándo deberían terminarlo, los clientes pueden comprar las cápsulas de café que les gustan y la cantidad que es probable que beban. ¿Si no se bebe una rápidamente? No hay problema, se conservará. De forma muy similar al impacto que pueden tener las fechas de consumo preferible en la cantidad que compra un consumidor, las fechas de tueste pueden dirigir a los clientes hacia el café instantáneo y en cápsula.

Lo que tal vez es incluso más importante es que también hay un menor riesgo en la preparación. ¿Jugar con el tamaño de la molienda hasta que el café deje de ser agrio o amargo? Eso no es solamente una pérdida de tiempo y energía, sino también de dinero; especialmente cuando se están preparando cafés muy caros.

Cápsulas de Difference Coffee, antes de prepararlas. Crédito: Martin Behrman

El crecimiento de las ventas de las cápsulas sigue siendo fuerte: en Francia y los Países Bajos, representaron más del 30% del café vendido en términos de volumen en 2018. La mayoría de los países europeos, aunque son más lentos en adoptarlas, muestran una tendencia en crecimiento. En los EE. UU., es ahora el segundo método de preparación en casa más popular.

Es fácil entender por qué. Este método ofrece conveniencia, frescura, accesibilidad y, con creciente frecuencia, cafés de grado especial.

Y Amir cree que cuando el café en cápsula es mejor, toda la industria puede sacar provecho, desde el consumidor hasta el productor. Él dice: “Mi visión es una en la que cada consumidor con una máquina para cápsulas prepara café de especialidad, un café que no solamente sabe espectacular, sino que también paga a los productores una prima alta por su café”. 

Escrito por Tasmin Grant. Crédito de imagen principal: Zsuzsa Zicho

Traducido por Laura Fornero. Traducción editada por María José Parra.

Ten en cuenta: este artículo ha sido patrocinado por Difference Coffee.  

PDG Español


¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete Aquí!