marzo 24, 2020

La Importancia de Aumentar el Consumo en Los Países Productores

Países como Brasil, Colombia y Guatemala son conocidos por producir cafés especiales de calidad, apoyar a las industrias locales que emplean a millones de personas y contribuir a la economía.

A pesar de esto, el consumo de café en muchos países productores no es tan alto como podría ser. Un aumento del consumo interno trae consigo importantes beneficios, entre ellos una mayor demanda de productos, menos obstáculos para los productores y más oportunidades para que estos maximicen sus ingresos.

Te contamos por qué es importante el aumento del consumo en los países productores, y lo que algunos países han estado haciendo para fomentarlo.

Read this in English: The Importance of Growing Consumption in Producing Countries

Un productor colombiano examina los granos de café mientras se secan al sol. Crédito: Angie Molina

Por Qué es Importante

El aumento en la cantidad de café que se consume internamente es importante para los países productores, ya que ofrece los siguientes beneficios para los caficultores y, a su vez, para la industria cafetera.

1. Aumenta la Demanda General 

Por lo general, el aumento del consumo da lugar a una mayor demanda. Si la oferta se mantiene igual, esto podría ayudar a los productores a obtener mejores precios por su café, y a medida que la demanda local aumenta, también lo harán el valor y el precio del café que se vende. Mayores ingresos pueden ayudar a los productores a acceder a la financiación, y a mejorar sus vidas, sus fincas y la calidad del café.

Brasil es un país productor que ha logrado aumentar el consumo interno, convirtiéndose en el mayor productor y el segundo mayor consumidor del mundo. Está previsto que el consumo interno supere los 22 millones de sacos de café tostado y molido, y más de un millón de sacos de café soluble. Al cultivar la demanda a largo plazo, han asegurado que los productores estén resguardados ante las fuerzas del mercado externo.

El aumento del consumo local también podría dar lugar a que los precios locales superen a los del mercado internacional. Yen Green, propietario de Disappearing Brew Bar en Phnom Penh, Camboya, dice que en los países de ingresos medios del sudeste asiático, el aumento de la demanda significa que los tostadores y las tiendas de café pueden permitirse pagar a los caficultores precios más altos que los que ofrece el mercado internacional. Además añade: “En mi experiencia, el mercado internacional es muy sensible a los precios, exceptuando unas pocas fincas y regiones selectas, y no es difícil para el mercado local superar estos precios”.

También te puede interesar Orígenes de Café Especial Emergentes Para Considerar

Examinando granos de café se en una banda transportadora. Crédito: 575cafe

2. Mayor Control Sobre Las Fluctuaciones de Divisas

Normalmente, los productores tienen que negociar las ventas de café en base al precio C del mercado internacional, que tiene poco que ver con los costos de producirlo. Este precio internacional se fija en dólares estadounidenses y a menudo fluctúa, y esto significa que los productores a menudo tienen que vender su café a precios que apenas cubren sus costos.

El mercado del café es conocido por ser volátil, impredecible e inestable, lo cual no es beneficioso para los productores que necesitan cubrir sus costos de vidaFijar los precios con los proveedores locales en su moneda local puede ayudar a los productores a reducir el riesgo y facilitarles la planificación y la gestión de sus procesos e infraestructuras. También, significa que cuando la moneda de su país se aprecie, los productores no se verán atrapados en un precio fijo en moneda extranjera, si se han comprometido a un contrato a futuro.

3. Menos Competencia Con Otros Orígenes

Si el mercado C experimenta una crisis y los precios caen en picada, un consumo interno constante debería significar que siempre habrá un comprador dispuesto a adquirir el café. Cuando la demanda proviene de consumidores o de tostadores nacionales, los productores pueden centrarse en el suministro de café a un mercado local. 

Esto podría conducir a la formación de relaciones de venta a largo plazo, dando a los productores un ingreso mensual garantizado que no dependa de lo que ocurre en el mercado C. 

También, puede ayudar a atraer clientes y a cultivar la lealtad y el orgullo por el café producido localmente, lo que podría ayudar a asegurar la demanda futura. Veruschka Stevens, copropietaria de Elevate Coffee, una tostaduría y tienda de café de especialidad que abrió junto con su marido en 2018 en Cochabamba, Bolivia. Dice: “[Los bolivianos] ADORAN el café especial boliviano… Las personas son profundamente curiosas y leales. Tienen tanta sed de conocimiento… Contamos con una base cada vez mayor de clientes que regresan (y que son muy leales), que sigue creciendo día a día… Es una sensación impresionante hacer que la gente se sienta orgullosa de su propio país”. 

Bolsas de granos de café verde esperando el transporte. Crédito: Ana Valencia

4. Facilita Algunas Barreras Logísticas

La venta de café a un mercado internacional significa que los productores deben cumplir con varias licencias y distintos requisitos legales. La exportación directa también requiere grandes cantidades de documentación y pagos que deben hacerse a diversas autoridades. Si no se cuenta con un seguro o si falta una sola firma en un formulario, el café no se vende. 

Daniel Ochoa es director de El Cafecito, una tienda de café en Quito, Ecuador. También es productor y ha experimentado de primera mano los desafíos que pueden acompañar a la exportación de café. Dice: “Uno de nuestros mayores problemas y desafíos…es conseguir permisos y licencias. Es muy demandante tratar con la burocracia ecuatoriana para obtener año tras año todo lo que necesitas para mantener tu negocio”. 

La venta de café a nivel nacional es más sencilla y rápida, dado que se eliminan muchos de los requisitos de exportación, por ejemplo la documentación, el almacenamiento y el transporte. Con el comercio directo, los tostadores pueden comprar el café directamente de las fincas cafetaleras, y su dinero va directamente a los productores y a sus comunidades. 

Comprar café de esta manera significa que los tostadores se benefician al poder ofrecer a los clientes café trazable y de temporada, lo cual significa que se puede comercializar mejor. También, podrán visitar a los productores con mayor facilidad, ya que las fincas locales son de más fácil acceso y requieren menos tiempo de viaje. Los productores también se beneficiarán de la perspectiva de los tostadores sobre lo que los clientes quieren o necesitan, y gracias a ello pueden cultivar y procesar su café con especificaciones más exactas.

5. Ayuda a Los Productores a Retener Más Dinero 

Cuando el café se vende internacionalmente, varios intermediarios participan del proceso hasta el momento en que el cliente recibe el producto final, y cada persona involucrada recibirá una parte de la ganancia. 

La venta de café a nivel local implica menos intermediarios. Si un productor invierte en una tostaduría, podría vender directamente al consumidor final. Fomentar este tipo de relación directa puede ayudar a los consumidores a encaminar a los productores en dirección hacia sus preferencias, mientras que se les educa sobre el potencial que el café local tiene para ofrecer. 

Dimitri Slukin, propietario de La Tostaderia, una tienda de café de especialidad y tostaduría en San Juan del Sur, Nicaragua. También es propietario de !Fest Coffee Mission, un importador ucraniano de café verde. Al comprar y tostar café nicaragüense y venderlo al mercado nacional, entiende cómo las preferencias de café existentes pueden diferir del café que un país tiene para ofrecer, y cómo exponer a este público a los cafés locales puede aumentar la demanda.

También, dice que mientras que los consumidores de café en el país normalmente prefieren bebidas sobretostadas y con siropes, su tienda de café y tostaduría se ha centrado en ofrecer opciones clásicas y modernas sin siropes, utilizando granos de café de grado especial con tuestes suaves. Añade: “Más y más residentes dicen que no pueden vivir sin nuestro café… [y] los restaurantes, hoteles o tiendas de café están comprando nuestro café tostado para su uso personal o en sus negocios. Ahora tenemos muchos admiradores del café de proceso natural, y ya no quieren comprar o tomar café lavado”.

Un surtido de granos de café colombiano en exhibición. Crédito: Henry Wilson

Iniciativas Exitosas de Los Países Productores 

Los países que actualmente se esfuerzan por aumentar su consumo tienen muchos ejemplos para modelar sus esfuerzos. Uno de los más exitosos es el caso de Brasil, y los esfuerzos realizados por la Associação Brasileira da Indústria de Café, o ABIC. Fundada en 1973, esta organización fue creada para representar a las industrias del tueste y molienda del país, abordar las bajas tasas de consumo y mejorar la calidad del café y la productividad de los caficultores.

Aunque emprendieron muchas iniciativas a lo largo de los años, dos de sus esfuerzos que ayudaron a aumentar el consumo local fueron el Programa de Control de la Pureza del Café y el Programa de Calidad del Café. El primero introdujo el Sello de Pureza a los productos de café en el mercado, para asegurar a los clientes que un producto de café fuera de alta calidad. El segundo fue creado para clasificar un producto de café como Extra Fuerte, Tradicional, Superior o Gourmet, y asegurar que la compañía productora siguiera las buenas prácticas de manufactura. 

Históricamente, el café consumido por los brasileños era lo que no clasificaba para la exportación, causando que muchos consumieran café de baja calidad. Los esfuerzos realizados por la ABIC ayudaron a reconocer el café de calidad en el mercado local, y a orientar las preferencias de los consumidores hacia opciones de mayor calidad.

En otros países productores, las medidas para aumentar el consumo destacando la calidad del café local han sido eventos centrados en la comercialización del café local como parte esencial de un estilo de vida moderno y divertido. En 2019 se llevó a cabo Cafés de Colombia Expo, un evento destinado a desarrollar la cultura del café en la capital del país, la ciudad de Bogotá, educando a los jóvenes consumidores para que reconozcan la calidad del café, cómo se produce y las diferencias regionales. 

En 2019, Guatemala también organizó La Cosecha, un evento destinado a aumentar el consumo local, que se celebró conjuntamente con la asociación cafetera del país, la Asociación Nacional del Café (Anacafé), así como con la Industria Licorera de Guatemala y Ron Zacapa, un productor local de ron. 

El objetivo de este evento era destacar el café especial a nivel del consumidor y promover el café guatemalteco como un producto turístico sostenible, así como mostrar su producción, celebrar la temporada de cosecha y comercializar el café local como de clase mundial. Se invitó a los asistentes a visitar las fincas productoras de café de Guatemala para ver de primera mano cómo se procesaba el café. Para promover aún más el evento se crearon cócteles hechos con café de especialidad guatemalteco, además de un café de filtro llamado El Ritual del Café.

Un cappuccino recién preparado, listo para consumir. Crédito: Miguel Regalado

Con el número de consumidores de café en todo el mundo en aumento, concentrar los esfuerzos en incrementar el consumo local repercutirá en muchos actores de la cadena de suministro del café. 

Cuando los productores se benefician, esto no solo repercute en sus fincas, sino también en algunas de las personas que trabajan con ellas, lo cual crea beneficios duraderos para la comunidad en general. 

La segunda parte de este artículo se centrará en los obstáculos que existen y que deben superarse para aumentar el consumo de café en los países productores. 

¿Disfrutaste este artículo? Entonces lee ¿Qué Puede la Cata Revelar a Los Productores Sobre su Café

Escrito por Janice Kanniah. Foto Principal: Dos productores disfrutan de una taza de café. Crédito de la foto principal: Alejandra M. Hernández

Traducido por Tati Calderón. Traducción editada por María José Parra.

PDG Español

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete Aquí!